Si hacemos un contador queda más o menos un mes para vivir de nueva la experiencia terrórifica del Voyage, pero ahora que se acaba el verano quiero hablar sobre una de las nuevas atracciones que estrenaron en esta temporada el Parque Warner: Oso Yogui, bien. Estéticamente uno la ve allí junto a la flamenta y grandiosa Stunt Fall y lo que piensa es ''pero esto es tan pequeño... menuda tonteria, una de gente disparando de barca a barca y más agua'', pues si, se piensa, pero ya que estás por allí y encima te has comprado la pulserita para entrar más rápido a los lugares, por eso lo llaman Pase Correcaminos, claro, aunque aquí no hace ni falta ni nada... te sientas y descubres el baul del tesoro, bueno, del tesoro tampoco, más que nada porque es un lugar perfecto y hecho aposta para guardar todas las pertenencias, y vamos si hace falta: A los 30 segundos de salir de la estación el agua empieza a venir de todos lados, de otras barcas, de disparos desde fuera, de la decoración, te sientes como en una ducha pero de agua reciclada, que es un poco más asqueroso, y antes de la mitad del recorrido ya vas más que empapado.

De esas atracciones que valen para reirte pasar un buen rato y entretenerse, eso si, abstenerse los días que no haga mucho calor porque puede que llegeís a casa todavía con agua por todos lados.

Lo de Yogui, la de verdad que es lo de menos. Pobrecillo, es que uno está más atento a disparar a sus contricantes que en ver a los personajes que por allí pululan.

messages.Foto Articulo

0