Blog nº 5 y no, no caeré en el recurso fácil de la rima obscena. 5 eran los lobitos que tiene la loba. Y por cierto, ¿qué c*** hacían detrás de la escoba? Cinco son los días laborales/laborables de la semana, para algunos claro. Y esos días pasan volando, para algunos vuelvo a remarcar. El primer caso es el mío. El tiempo vuela y uno se da cuenta de lo efímera que es la vida. Parece que los granos de arena tengan prisa por caer para que demos la vuelta al reloj una y otra vez. El tiempo no espera a nadie. En cambio nosotros pasamos mucho tiempo esperando. ¿Esperando qué? ¿Y para qué? Yo he decidido no esperar más.
Y por eso mismo doy por finalizado el blog. Que tengo más cosas que hacer!!!!

messages.Foto Articulo

0