Ya siento si alguno os habeís sentido atraidos por el título esperando una narración de mis experiencias íntimas o simplemente escuchar mi primer día en Port Aventura, lamento aclarar que es mi bautizo en el blog.

Me he decidido a escribir porque ya queda poco para mi próxima visita al resort, descubrir el Hotel Gold River y porque no, conocer a alguno de los pac@s que transiten por el parque del 14 al 19 de Agosto.

Ya he comentado que llevo ya varios años acudiendo al parque y ciertamente cada vez es similar o mejor que la primera, la emoción de la espera, los preparativos, el día de salida, el viaje, la llegada........ aún recuerdo la cara del chaval, impresionante, que no se esperaba donde le llevabamos, los lloros de la pequeña que quería ir a la playa, iban engañados y pensaban que era alli donde iban, y la transformación de todos según entramos al Hotel Port Aventura y ya ni contar cuando entramos al parque.

Queria comentaros eso, las ganas que tengo de llegar, de disfrutar, de desconectar, porque para mi significa eso, desconectar, del trabajo, de los problemas, del banco, de las facturas, en definitiva olvidarme de todo por unos dias y disfrutar en compañía de familia y amigos de un lugar para mi único para recordar el niño que soy y olvidar el día a día y las preocupaciones que nos atormentan el resto del año.

Saludines
0