Hoy toca felicitar a los llamados: Antonino (de Florencia.), Blanda, Calepodio, Cataldo, Dioscórides, Guillermo (de Pontoise.), Job, Juan y Solangia.

No entrare en el argumento de la atracción, ni si hay que arreglar un montón de sitios mal tematizados, ni de los chicles (si no nunca acabamos hasta que Madrid tenga las olimpiadas)

En la entrada, nos da la bienvenida un trabajador que se encarga de indicar quien, y quien no puede entrar. Además de recomendar otras atracciones si tienen menos tiempo de espera, y demás información de interés para el visitante. En el bolsillo puede llevar mapas para los que perdieron los suyos, o no sabían que en la entrada son donde están. En la entrada express otro trabajador para evitar las confusiones y servir de apoyo para descongestionar si la atracción tiene demasiado tiempo de espera.

Al igual que en todas las atracciones con grandes colas, siempre una persona barriendo, cambiando papeleras, y ayudando al publico que necesitara ir a por algo, etc. así nadie se cuela porque este ayudante da fe de que una persona de un grupo ha ido a por bebida, o al baño. (Se acabaron las voces, y los gritos).

Al llegar al torniquete en días de máxima afluencia dos asistentes se encarga de precargar las barcas, uno solo para express, y el otro para la normal.

En la plataforma dos personas (una a cada lado) para evitar y controlar que nadie se haga daño, ni pase por donde existe riesgo (que las cosa no pasan, por qué Dios no quiere). Cada una de ellas puede si quieren encargarse de una barca y agilizar.

Aquí repito lo del Furius, todos con comunicación interna, y en la entrada, cerca de la salida consigna con vigilante y una pequeña zona de críos (para que los padres puedan disfrutar, sin tener que hacer el famoso cambio, que tanto incomoda al crio de ver como se montan sus padres por separado y a él que le den).

Lo del Scalextric no lo repito, por la foto de las chicas, para evitar peleas matrimoniales.

Buenos días a todos

messages.Foto Articulo

messages.Foto Articulo

messages.Foto Articulo

0