Hoy me llamaron de atención al cliente para decirme que me pasara por ahí, al final de la jornada laboral fui y me encuentro con que me dan un sobre que contenía una felicitación y un regalito.
Leo la carta y decia, Agradeciemiento a tu Honradez. por devolver bla bla bla , firmado Familia tanto.
Cuando leí la carta me emocioné porque esa palabra es mágica para mi, honradez, esto fue lo que mi padre me ha dejado en herencia y me acordé de él.
La honradez no tendría que ser agradecida, la honradez tendría que ser un acto común en todos los seres humanos y si un cliente se ha tomado la molestia de felicitarme y agradecerme por eso es porque lamentablemente no abunda esa palabra en el sentir de las personas.
Creo que esto es una de las cosas más significativas que me ha pasado en todos los años que llevo en el parque, esto es lo que a mi me alimenta para cultivarme como persona y por supuesto para ser un empleado como dios manda.
Gracias a todos aquellos clientes que se toman una molestia así .
Y felicidades todos aquellos empleados de Port Aventura que día a día se esmeran en su trabajo, que día a día disfrutan de lo que hacen y que muy pocas veces son valorados, desde este espacio a ellos les va mi admiración como colega de trabajo y como cliente también.
0