Notas que tu estómago se encoge por segundos. El momento se va acercando y una mezcla de pánico y euforia comienza a invadir tu cuerpo. Intentas mantener la calma, sabes que no hay vuelta atrás. Apretas los puños o intentas soltarlos. Da igual. Dentro de unos segundos no serás dueño de tu cuerpo.

Dejas de oir el ruido de las cadenas que te han llevado al borde del abismo, ese instante parece alargarse sin piedad. Antes de que seas capaz de procesar nada estarás cayendo... No importa si es la primera vez en tu vida o es la quinta del día, pero cuando subes a una montaña rusa hay sensaciones que siempre se repiten.

El 1 de julio de 1996 era lunes y hacía sol. Ese fue el día que conseguí que mis padres me llevaran a un parque temático que habían abierto un año atrás. Por aquél entonces PortAventura era para mí algo parecido a un parque de atracciones pero a lo bestia. Aún recuerdo los nervios junto a la valla de entrada del párquing. Fue la primera vez que me subía a una montaña rusa que no fuese la del Tibidabo. Y fue ahí cuando me enganché.

Me habría encantado pasar el Together Weekend con vosotros y así conoceros de una vez, pero la pela es la pela y no me quedó otra que quedarme en Madrid. A este paso voy a tener que abrir un web rollo ''uneuroparakwak.org'' para pagarme el viajecito. Por eso estoy ahorrando ya, como muy tarde en Halloween me apunto con vosotros y tomad este post como una declaración de intenciones. Tengo muchas ganas de ir a una KDD PA-C y de esta temporada no pasa.

Kwak

messages.Foto Articulo

0