Novena y última review del viaje, aunque no será la última entrega, tengo preparada una final que es la que os será más útil. Como recordaréis, la última review que escribí fue la primera parte del grandioso parque alemán Phantasialand, en la que vimos las área de Mexico, Mystery y China Town. En esta acabaremos de ver lo que queda del parque y despediremos este magnífico viaje que acabó hace ya más de un año, de hecho soy tan lento que me ha dado tiempo de hacer otro viaje y todo, el cual empezaré a relatar cuando acabe con este.

Como ya expliqué brevemente en la última review, la entrada al parque des de fuera es muy poco vistosa, no está a la altura de un parque como Phantasialand. Después de cruzarla, obligatoriamente tenemos que bajar una escaleras que nos llevan al Main Street del parque, tematizado en las calles de Berlín (de echo el área lleva el nombre de la capital germana). La avenida y la plaza, que conforman básicamente toda la área, es bastante bonita, los edificios son muy resultones e ir subiendo mientras ves Wellenflug (las míticas sillas voladoras del parque con fuentes que siguen su ciclo) es bastante mágico. 

Hotel Tartüff: o lo que es lo mismo, la "casa de la risa" del parque. La mejor que he probado (es cierto que he probado pocas, pero no me hace falta visitar más que esta tenía un nivel muy alto). Como su nombre indica está tematizada en un hotel, de hecho empiezas en una recepción y tienes que subir por un ascensor. Está muy bien conseguida, además tiene la gracia de que todo está girado 180 grados. Tremendamente divertida e imprescindible para echarte una risas.

Maus au Chocolat: qué maravilla de ride! Es la primera shooting de este modelo que probaba y la verdad es que me encantó. Para los que no lo sepáis, en vez de ir disparando a luces de animatronics, en este modelo vas parando delante de pantallas con gafas 3D y disparas de forma virtual. Representa una fábrica de dulces y tenemos que acabar con unos ratones que se han colado. Genial atracción, deja atrás a todas las shooting de animatronics.

Giramos ahora para el lado izquierdo del parque en el que encontramos únicamente una área (el parque es mucho más amplio por la derecha que por la izquierda, tiene una estructura curiosa) que vendría a ser un callejón sin salida, es decir, si quieres salir de ahí para ir a otro sitio tienes que salir por donde has entrado. Hablamos de Fantasy, una área que intenta representar una especie de bosque mágico bastante coqueto con una zona outdoor y otra totalmente indoor, que recibe el nombre de Wuze Town.

La zona exterior consiste básicamente en bastantes rides kiddie, Wakobato (un paseo en barca por un lago con distintos paisajes que por motivos de tiempo no pudimos probar) y, pese a estar cubierta totalmente, la coaster indoor más larga del mundo;

Temple of the Night Hawk: una coaster bastante curiosa que no entiendo muy bien que pintaba en el área de Fantasy. La estación tenía tematización como de jungla y el recorrido es totalmente a oscuras. Si no recuerdo mal tenía hasta 3 lift y era muy larga. Como coaster familiar cumple bastante, tiene suaves pero buenas sensaciones. Yo creo que se acabarán deshaciendo de ella, aunque yo apostaría antes por una retematización y añadir efectos durante el recorrido, porque la coaster en sí es bastante decente.

Entramos ahora sí a Wuze Town, una ciudad subterránea ficticia de una civilización perdida donde las mujeres gobernaban. Está representada en un edificio bastante grande (sobretodo en cuanto altura) con unas cuantas rides kiddie y la major (o las major, aquí ya depende del criterio de cada uno) del área y una de las mejores coasters familiares que he probado;

Winja's Fear & Force: una Spinning dueling de Maurer con elementos de lo más sorprendentes y alguna que otra sorpresa. Es curiosa porque hay tramos en que parece más una Wild Mouse que una Spinning. Los dos tracks, pese a parecerse mucho evidentemente, tienen diferencias que hace que valga la pena probar ambos. Sin duda una de las mejores coasters familiares que he probado aunque personalmente no llega al nivel de mi Spinning favorita, Dragon's Fury (Chessington World of Adventures). Tengo que decir que es una suerte que decidieran hacer dos tracks en vez de uno porque la atracción acostumbra a tener colas bastante largas, aunque las geniales operativas del parque hacen que tampoco sean dramáticas.

Vista ya toda el área de Fantasy, que no tiene gran cosa pese a no ser pequeña en extensión (aunque esto cambiará radicalmente el año que viene con el añadido de la flamante FLY), pasamos ya a la ultima área del parque; Deep in Africa. Una área muy pequeña con tan solo una ride (pero vaya una) y bueno, que gira entorno a las tribus africanas, de las cuales podemos ver algún pasacalles tocando instrumentos característicos de ahí con sus curiosas coreografías. Además de la coaster el área de Africa también tiene acceso directo a uno de los hoteles del parque, que está extremadamente integrado al área.

Black Mamba: una auténtica sorpresa para bien, qué maravilla de coaster! Una inverted muy a ras de suelo con unas sensaciones y una tematización de primer nivel mundial. La primera parte del recorrido es una auténtica locura, bastante intensa para ser B&M y la sensación constante de no saber para donde vas. Ya hacia el final la variedad de elementos y sensaciones disminuye con bastantes curvas a ras de suelo pero que también son muy interesantes, soy bastante fan de las coasters que se adaptan tanto al terreno. La tematización es una auténtica maravilla, las colas las haces rodeado de la coaster y de una profunda vegetación con cascadas y de todo. La estación también es muy chula. Sin duda un credit que, aunque tiene buena fama, para mi merece tener más. Joder con la serpiente! 

Y hasta aquí el análisis de Phantasialand, como dije en la pasada entrega, mi parque favorito. Un parcazo donde prácticamente todas las atracciones son imprescindibles y la experiencia temática es acojonante. Sin duda un "must" tanto a nivel europeo como a nivel mundial. Depende de la época os llevará uno o dos días, nosotros lo pudimos ver todo y repetimos en nuestra favoritas en una jornada pero me faltaron una horas más para acabar de saborear del todo el parque. Aquí os dejo un resumen de lo que me gustó más y menos en un formato más esquemático:

Cosas a mejorar o que no me gustaron

  • Horario muy reducido. Me parece fatal que a finales de junio el parque abra a las 10 (sí, abre sus puertas a las 9 pero casi todo está cerrado) y cierre a las 6 (que realmente es antes porque a las 17:30 empezaron a cerrar atracciones)
  • La entrada al parque es mediocre
  • River Quest estuvo cerrada todo el día
  • Inexplicablemente no había PhotoRide en Taron ni en Black Mamba
  • No es demasiado grande, cosa que hace que aunque las operativas sean buenas, se formen colas.

Puntos positivos

  • La tematización es la mejor que he visto nunca
  • Casi la totalidad de las atracciones (exceptuando las kiddie obviamente) valen la pena, y hay para todos los gustos y públicos 
  • Ninguna atracción duele
  • Cercanía y fácil conexión con la ciudad de Colonia
  • Taron y Black Mamba son coasters de primer nivel mundial
  • Buenas operativas
  • Hay atracciones que aunque no subas son un espectáculo des de fuera
  • La BSO de Taron debería sonar en todos los programas de radio
  • Los empleados van vestidos acorde el área donde están
  • Las ganas de no irte que te produce
  • Nunca dudéis en visitarlo! Tenemos suerte al tenerlo tan cerca.

A eso de las 18:30 de la tarde abandonamos Phantasialand para volver a Colonia y descansar. Puede no parecerlo, pero las rutas largas de parques agotan y mucho. Cuando acabas la jornada solo tienes ganes de volver al hotel, y es lo que hicimos. Al día siguiente nuestro vuelo salía por la noche así que tuvimos tiempo de dar una últimas vueltas por la ciudad y de despedirnos de la gran catedral subiendo hasta la cima de ella.

Llegamos a Barcelona con un retraso de más de 2 horas porque en la ciudad condal estaba cayendo la del pulpo, cosa que hizo que llegáramos a casa de madrugada. Muy cansado me pues a dormir sabiendo que ese había sido el mejor viaje que había hecho nunca, valió totalmente la pena el dinero invertido y el tiempo de preparación.

Como os dije, aún quedará una entrada más donde explicaré todo los transportes que cogimos, precios que conseguimos y cosas relacionadas por si alguien nos quiere copiar el viaje.

Saludos!

21