Dejamos ya Europa Park y Ringsheim para seguir con nuestra ruta de 6 parques. Estábamos a jueves 22 de junio y nos levantamos a primerísima hora de la mañana, en concreto a las 5, para ir a visitar nuestro siguiente parque, Holiday Park. Nos esperaba un largo camino, el parque abría a las 10 pero íbamos en tren y encima teníamos que parar en Mannheim para ir a dejar nuestras maletas en el Motel 24h Mannheim (estaba bastante a las afueras de la ciudad) ya que hablé previamente con el parque y no las podíamos dejar en ningún sitio. El motel no era nada del otro mundo, estaba bastante en medio de la nada, pero nos salia muy barato y como estuvimos una noche, no estuvo mal. Creo que cogimos hasta 4 trenes para ir hasta el motel y un par hasta Holiday Park, una burrada, aunque es verdad que algunos no duraron ni 5 minutos. Tampoco se hizo largo porque dormimos un poco. En la última entrada detallaré todos los trenes que llegamos a coger por si alguien quiere copiar nuestro viaje. 

Pero bien, llegamos a Hassloch (pueblo donde está situado Holiday Park, aunque está lejos de la población) y después de esperar unos minutos subimos al bus, que para nuestra sorpresa no nos cobraron ni al ir ni al volver, y eso que en la web ponía que eran 2'5€ por trayecto. El bus nos dejó en el mismo parking del parque sobre las 10:15 y ya des del principio observamos que mucha gente no iba a haber en el parque. 

La entrada del parque como podéis ver es un portal un poco raro pero resultón, y luego encontramos una especie de Main Street muy corto y cubierto por una vidriera pero la verdad es que es muy bonito, entonces llegamos a la plaza principal del parque donde podemos tomar diversos caminos, un escenario donde hacen espectáculos de la Abeja Maya y un conjunto bastante grande de fuentes en el suelo que si tienes ganas de mojarte va de fabula, nosotros nos pasamos haciendo el tonto ahí como media hora. Tomamos el camino de la izquierda que es el que lleva, adivina adivina... Hacia Expedition GeForce! Como no podía ser de otra forma.

Expedition GeForce: situada entre un gran conjunto de árboles se levanta una de las mejores coasters del mundo (ha sido galardonada durante muchas ocasiones con este premio), Expedition GeForce. No tiene nada de tematización, pero es que la verdad no la necesita, pedazo de coaster. De mis 122 credits es mi favorita. Si que es verdad que iba con las expectativas muy altas y quizá me la esperaba más intensa, pero sencillamente es brutal. Máquina exagerada de hacer airtimes, un drop impresionante, curvas de vértigo... Un 10. Además es muy bonita porque todo el recorrido lo vas haciendo por encima de las copas de los árboles y me gustó eso especialmente. La llegué a probar hasta 10 veces ya que no había absolutamente nadie en el parque, y puedo decir que en última fila toda en sí es más intensa, sobretodo el drop, pero en primera fila también es buenísima, los airtimes se notan más, no se con cual quedarme sinceramente, y eso que yo soy muy de última fila. Hay que decir que los trenes son bastante incómodos pero se disfruta igual. Como punto bastante negativo, que tampoco tiene a ver con el credit, es que el photo ride cerró como 3 horas antes del cierre del parque. La primera vez que subimos decidimos comprarlo, pero al final del día así no teníamos que cargarlo, pues no, al parecer al parque no le apetecía abrir todo el día el servicio y a medio día cerró, quedándonos así sin photo ride. Me dio bastante rabia, la verdad.

Después de probar tal delicia seguimos por el camino marcado del parque y tras atravesar un camino rodeado otra vez de muchos árboles, llegamos a Wickie Splash, un flume bastante digno tematizado en Vicky el Vikingo. Empiezas recorriendo un bosque y luego acabas pasando por algún edificio indoor bastante currado, tiene una parte backwards y un doble drop final bastante bueno. Bastante correcto, me gustó.

Llegamos ahora a una plaza bastante grande que en medio y alrededor encontramos atracciones que tratan sobre volar y la aviación. La mayoría eran flats infantiles sin mucha relevancia, excepto Sky Fly, una magnífica y muy original flat (aunque ya está en otros parques alemanes como Hansa Park o Tripsdrill) de la cual os dejo un vídeo porque es un poco complicado explicarla por escrito:

Si tú lo decides está ride puede ser un tranquilo paseo, pero si le pones ganas créeme que es muy bestia. Yo conseguí hacer bastante vueltas (no es fácil pese a lo que se ve en el vídeo), pero vi una señora que conté que hizo 20 volteretas seguidas. Es una flat como digo muy divertida y original que si tuviera más capacidad podría estar en los grandes parques del mundo, bajo mi opinión.

Dejamos la plaza aérea para llegar a la otra estrella del parque, Sky Scream, pero no sin antes pasar por debajo del corkscrew de Super Wirbel, la difunta Vekoma del parque, de la cual queda este elemento para rendirle homenaje. Llegamos a Sky Scream y estaba cerrada, un hombre nos dijo abría a las 12, así que seguimos con nuestro camino llegando así a Lighthouse Tower, o lo que es lo mismo, un Star Flyer pero de dimensiones reducidas, aunque no por ello menos agradable. También aprovechamos que estábamos haciendo tiempo para las 12 para subir en Beach Rescue, el Magic Fish de Holiday Park. Probadas estas dos rides bajamos a Sky Scream ya que faltaba muy poco para las 12, pero al llegar el mismo hombre nos comunicó que seguía con problemas y que intentarían abrirla más tarde. En ese momento me acojoné bastante, tenia muchas ganas de probarla y no me quería ir del parque sin ese credit. Pero otra vez decidimos seguir con el parque esta vez en la dirección contraria, es decir, hacia la entrada.

Nos topamos con tres rides destacables de camino a la plaza inicial, primero con Burg Falkenstein, una horrible dark ride muy creepy que estaba muy dejada y con animatronics de los años 20, sinceramente a mi me daría vergüenza tener una ride así en mi parque, a la hoguera directa. La otra era, Donnerfluss, los rápidos del parque, que simplemente cumplen su función, no tienen nada destacable que nombrar. Y por último, Anubis, la caída libre del parque, que pese a no ser muy alta, es bastante intensa y ofrece buenas sensaciones.

Llegamos entonces a la plaza inicial del parque, y tras hacer un poco el imbécil con las fuentes durante un buen rato (hacía mucho calor), fuimos a ver qué tal estaba la área infantil del parque, que está paralela al Main Street y a la entrada. Me recordó un poco a SésamoAventura, un montón de rides infantiles en un área que no está muy integrada en el parque, parece un satélite con poca sombra, pero eso sí, bastante más grande y con menos corchopan. El área está dedicada básicamente a la Abeja Maya.

Después de esto decidimos ir a comer (bocatas hechos previamente ya que ganas de parques teníamos bastantes pero dinero más bien poco), ya nos habíamos hecho medio parque y solo tocaba rezar para que Sky Scream abriera. Y así fue. Justo después de comer vemos como empiezan a circular trenes llenos por la coaster así que fuimos directos a allí. 

Sky Scream: después de unas colas bastante originales que hicimos todo el rato andando (como he dicho antes había muy poca gente en el parque) dónde nos llevamos algún que otro susto moderado pero divertido, llegamos a la estación de Sky Scream, un modelo clónico de Premier Rides muy compacto pero tremendamente adictivo. Pese a ser una coaster corta y sin dimensiones espectaculares, Sky Scream ofrece sensaciones diferentes entre ellas que hizo que me llevara una muy buena impresión de ella. El momento del In-Line Twist arriba del todo a poquísima velocidad es alucinante, me impresionó mucho. Además, tiene una BSO que suena por todo el área de la coaster que es exagerado lo que se pega. Nos pasamos todo el viaje silbándola y podría decir que fue "la canción" del viaje, cuando la escucho siempre me viene a la mente el viaje. En verdad es muy simple y tiene un nivel musical muy bajo, pero se engancha mucho. Podéis escucharla vosotros mismos si queréis:

Después de Sky Scream ya solo nos quedaba ver una parte del parque que la separa un lago y que está muy alejada del resto y donde simplemente encontramos 3 rides bastante irrelevantes, solo probamos el barco Vikingo, que se llamaba Sturmschiff. Hay que decir que esta zona era bastante bonita ya que estaba rodeada por un bosque, pero se hace raro dar una vuelta tan grande y tener que andar tanto para lo poco que hay ahí. Hace falta una nueva atracción en esa zona. También subimos a un paseo en barca cerca de Expedition que iba como a 10 metros por hora con paisajes bastante sosillos y que se nos hizo eterna, la verdad es que estas rides sobran un poco, se llamaba Tabaulgas Abentuer.

Y bueno, las últimas horas del parque, las cuales estuvimos prácticamente solos, las pasamos haciendo una maratón de Expedition GeForce. Un final de día perfecto para un parque que la verdad me dejó bastante satisfecho, personalmente fue uno de los días que me lo pasé mejor del viaje, no se por que, pero así fue, por lo tanto me llevo un gran recuerdo de Holiday Park, y, sobretodo, de Expedition GeForce!

Muy muertos volvimos a Mannheim (no tardamos demasiado) a comprar algo para cenar y a preparar las maletas, porque al día siguiente dejábamos el Motel 24h Mannheim para ir a otro parque y después de visitarlo desplazarnos ya hasta el último hotel. Quedaba aún muchísimo viaje.

Pero bueno, esto ha sido todo por parte de la review de hoy. Espero que os haya entretenido, y, como siempre, que comentéis que os pareció a vosotros el parque en caso de haberlo visitado o sino, qué os ha parecido o lo que os dé la gana.

Saludos!

15