Continuamos con la segunda y última parte de mi relato de mi visita a Efteling, el mayor parque temático de Holanda y uno de los mejores de Europa. Si te perdiste la primera parte, puedes leerla aquí. Habíamos disfrutado de Baron 1898, una gran montaña rusa, Raveleijn, el gran espectáculo de especialistas y Droomvlucht, la atracción de los cuentos de hadas, entre otras muchas atracciones. Pero Efteling todavía guardaba muchas sorpresas para descubrir.

Por segunda vez, atravesamos la majestuosa estructura de madera que hace de entrada del parque. Nos reciben unas altas figuras que bailan al ritmo de la música que suena en la plaza. Decidimos que era buena idea ir a la montaña rusa de madera del parque Joris en de Draak, ahora que era muy temprano antes de que el tiempo de espera se inflase, porque a lo largo de todo el día de ayer vi que no bajaba de los 45 minutos de espera. Como siempre, la aplicación móvil del parque era nuestra mejor aliada y la consultábamos cada vez que había que decidir dónde ir.

Joris en de Draak es una montaña rusa de madera tipo carrera, es decir, tiene dos circuitos dispuestos de forma paralela, de tal forma que dos trenes salen a la vez de la estación y cualquiera de ellos puede llegar antes a la estación. Es una atracción basada en las leyendas de dragones, con lo que no podía faltar un impresionante dragón que, para mi sorpresa, escupía fuego de verdad. Como esperaba, solo tuve que hacer 5 minutos de espera, aunque muy poco después aumentó hasta los 30, así que recomiendo encarecidamente ir a esta atracción a primera hora. Me entristece decir esto, pero es la primera montaña rusa de madera que he disfrutado de verdad y sin preocuparme por sufrir dolores de espalda o de cabeza, porque las que había probado antes son las que tenemos aquí, en España, y son realmente dolorosas. Ese día subí en el tren azul y al día siguiente lo hice en el rojo, pero me parecieron muy similares y no recomiendo uno sobre otro. Si podéis, subid en última fila, es mucho más emocionante.

Tras esto, pusimos rumbo a la atracción para la que más ganas tenía de todo el viaje: Symbolica. Es la atracción más popular del parque, probablemente porque es la más reciente, con tiempos de espera que llegan a la hora y media. Decidimos que no nos merecía la pena hacer toda esa cola y entramos por la cola "Single rider", que por la mañana no tiene más de 15 minutos de espera, aunque nos arriesgábamos a subir cada uno en vehículos separados. Esta atracción es reconocible por el gran castillo que se alza al final de la gran avenida del parque. La sinopsis es la siguiente: estamos invitados a tener una audiencia con el rey de Symbolica, así que nos adentramos en el castillo y nos recibe el chambelán, que nos repite las normas del castillo, pero mientras esperamos, Pardoes, la mascota de Efteling, decide saltarse las normas y nos lleva a las profundidades del castillo para que exploremos un mundo de fantasía. 

No explicaré qué consiste la atracción para mantener la sorpresa. Solo diré que es una atracción con 3 "rutas" diferentes; nosotros probamos las tres y recomiendo a todo el mundo hacer lo mismo, porque es prácticamente como subir a 3 atracciones distintas. Afortunadamente, aunque estábamos en la cola single rider, pudimos subir a la atracción juntos, con lo que recomiendo usar la cola single rider si vais en pareja, aunque desde ahí no se permite elegir la ruta, a diferencia de la cola normal.

De entre todas las atracciones a las que he subido en mi vida, Symbolica se ha convertido en mi favorita. Aquí se crea un mundo de fantasía y ensueño en el que te rodean detalles que desbordan la vista, efectos especiales que no supe explicar y una banda sonora preciosa; Symbolica le hace a uno cuestionarse si estás una atracción de parque temático o en un sueño. Cada vez que se escuchaba a Pardoes decir las palabras mágicas 'ilumina fantasia', algo mágico sucedía, y aunque había escenas que vimos una y otra vez, nos siguieron fascinando como el primer viaje. Subimos un total de 5 veces a la atracción a lo largo de 3 días, no os digo más. Al salir nos encontramos con el chambelán, quien muy amablemente posó para hacerse una foto conmigo.

Desde la plaza de Symbolica vimos como se alzaba una enorme estructura por detrás del castillo. Era Pagode, la atracción-mirador del parque. Decidimos subir ahí, no había casi cola según la aplicación y así fue. En fotografías no se aprecia, pero la estructura es realmente impresionante, y cuando desciende parece una gran nave extraterrestre aterrizando. Desde lo más alto teníamos las mejores vistas de todo el parque, y todo se veía como un gran bosque con casitas de muñecas. Eso sí, ¡qué frío! Abrigaros bien si subís ahí arriba. Si tenéis la oportunidad, subid también de noche, las vistas cambian por completo con la iluminación y es aun más bonito.

Ya que estaba al lado, decidimos ir a una atracción cercana, Gondoletta, que consiste en barcas que recorren uno de los lagos del parque. Un detalle que me gustó mucho es que íbamos nosotros dos solos en la barca aunque había otras dos filas vacías, con lo que en esta atracción se busca dar privacidad a cada grupo en lugar de llenar todos los asientos. Poco antes de que nuestra barca saliera de la estación, una trabajadora se subió rápidamente, se agachó y se bajó casi de inmediato; no entendía lo que acababa de pasar hasta que vi que tenía una lata de refresco en la mano, probablemente dejada ahí por los anteriores pasajeros. Alucinante, ni nos habíamos fijado en que había basura en nuestra barca y ya estaba recogida. Y es que aquí la limpieza se toma muy en serio, durante toda la visita vimos trabajadores encargados de recoger colillas y cualquier resto de suciedad de los viales, con lo que el parque estaba impoluto. El paseo en barco nos sirvió para relajarnos un poco y disfrutar de los espacios verdes del parque.

Se acercaba la hora de comer y elegimos un puesto con comida tradicional, 't Gebraad, donde se sirven bocatas de albóndigas. Nos dieron a elegir diferentes salsas y el chico que nos servía nos recomendó la de salsa de cacahuete. La mezcla de carne con cacahuete parece extraña pero os aseguro que está delicioso y recomiendo probarlo. Nos lo tomamos tranquilamente cerca de una de las hogueras invernales. Allí me puse a pensar en la facilidad que habíamos tenido para comunicarnos con los trabajadores a lo largo de nuestra visita; todos ellos llevan una chapa con su nombre y las banderas que representan los idiomas que hablan, pues bien, no encontré ni un solo trabajador sin la chapita del inglés: todos los trabajadores del parque hablan inglés, y con un acento muy bueno si se me permite decir. Más aun, había trabajadores que sabían hasta 4 idiomas; ahora bien, ninguno de los que encontramos hablaba español, pero ni falta que nos hizo.

Tras la comida fuimos a Villa Volta, que estaba cerca y tenía 15 minutos de espera. Es una atracción que prefiero no revelar; su nombre "volta" es una pista muy buena de lo que se esconde en el interior, así que quien haya subido a atracciones similares en otros parques ya sabrá por donde van los tiros. La atracción nos gustó mucho, especialmente por la banda sonora y la escenografía, que está muy lograda. Lo malo es que hay un par de "preshows" que están íntegramente en holandés y son algo largos, con lo que se nos hicieron bastante pesados. 

Tras Villa Volta nos dirigimos a Volk van Laaf, una atracción de tipo monorrail que recorría un pueblecito con casas de fantasía. Desde el monorrail nos dimos cuenta que también se podía explorar el pueblecito a pie, y así lo hicimos. Ahí es cuando nos dimos cuenta de la enorme cantidad de rincones que hay por explorar en Efteling. Muchas de las casitas escondían escenas que no vimos desde la atracción, como una destilería, una panadería o una escuela. Nos encantó ir de casa en casa asomándonos por las ventanas y viendo qué sucedía en el interior.

Es una verdadera pena que hubiera 3 de las atracciones más importantes del parque cerradas: Piraña, unos rápidos, y De Vliegende Hollander, una montaña rusa acuática, estaban cerrados por ser temporada de invierno, y Bob, una montaña rusa, estaba cerrada porque había sufrido un accidente recientemente. Para compensar este cierre, Efteling prepara otras experiencias, como una enorme pista de patinaje, varias hogueras con actuaciones y puestos de comida por todo el parque, un espectáculo de video mapping en la fachada de Villa Volta por la noche y luces navideñas por los viales de todo el parque, que de noche se ven espectaculares.

Para cenar tiramos por una opción muy holandesa: se trata de unos muros con casilleros de los que se pueden sacar aperitivos calientes por 1 o 2 euros cada uno. Había de queso, de salchicha, de carne, de pollo...cenamos a base de picotear estos aperitivos, y no estaban nada mal la verdad. Durante la cena escuché una constante voz que venía de la pared "Papier hier!". Tuve curiosidad y me acerqué a la pared, donde había una figura con una boca muy grande. Un niño se acercó a la figura y le metió un papel de la boca, tras lo cual la figura dijo "Danken!". Increíble, era una papelera parlante. Y no era la única, estaban repartidas por todo el parque, cada una con una forma diferente pero todas ellas con hambre de papel. Me pareció una idea genial, ¡así reciclar se convierte en algo muy divertido! De nuevo, Efteling no paraba de sorprendernos.

Se acababa el día y era el momento de subir a las dos únicas atracciones importantes las que no habíamos subido. La primera era Carnaval Festival, una atracción de recorrido que consiste en la clásica atracción que recorre distintos países del mundo. No está nada mal, aunque tras haber subido a It's a Small World en Disneyland Paris hace poco se me hizo imposible no compararlas, y esta sale perdiendo. Aun así, es entretenida y recomendable; eso sí, subid a última hora porque no hay nada de cola. Nada más salir fui a Vogel Rok, una montaña rusa cubierta familiar inspirada en el cuento de Simbad el Marino. Es inconfundible porque la entrada está protegida por una enorme ave rapaz, que llevaba un simpático gorro de Navidad acorde con la temporada del año. Es una montaña rusa bastante simple, no alcanza grandes alturas o velocidades, por eso es para toda la familia, pero al estar bajo techo y a oscuras crea un efecto desorientador muy divertido.

Ya eran las 8, justo a tiempo para ir a ver el pase de las 20:15 de Aquanura. Pero para sorpresa mía, fue diferente al que vimos ayer. Esta vez la banda sonora del espectáculo estaba compuesta por otras canciones: Joris en de Draak, Carnaval Festival, Fata Morgana...las canciones que no escuchamos el día anterior las escuchamos en este pase, lo que significa que Aquanura tiene dos versiones diferentes, y según la hora a la que lo veas, disfrutarás de una o de otra. Me pareció sublime, como el día anterior. Tanto me gustó la banda sonora de este parque que al salir no pude resistir pasarme por la tienda principal y comprar el CD con las canciones, además de un libro de la historia de Efteling y un DVD del "making of" de Baron 1898.

Y así termina el relato de nuestros dos días por Efteling. En total estuvimos 4 días, con lo que aprovechamos los otros dos días para repetir en las atracciones que más nos gustaron y pasear por el parque, que es un verdadero placer, aunque realmente con estos dos días hubiera bastado. Eso sí, había 3 atracciones principales cerradas, con lo que tal vez en verano sea necesario un tercer día si uno quiere verlo todo.

Realmente Efteling es un parque mágico, que invita a explorar sus bosques, descubrir cuentos, dejarse llevar por las historias, y escapar del mundo real para entrar en un mundo de fantasía. Nos sentimos muy a gusto en todo momento, disfrutamos muchísimo de las atracciones, los espectáculos y la gastronomía, con un trato al cliente impecable, un entorno natural precioso de día y de noche y una tematización mimada y cuidada hasta el más mínimo detalle. No importa que no te gusten las montañas rusas o los parques de atracciones al uso, este parque radicalmente diferente a los parques temáticos en España y mejor en muchos sentidos. Definitivamente es recomendable para todo el mundo.

Quiero agradecer a mi padre por hacer posible este viaje, que sé que leerá este blog, así como a todos los que me dieron consejos y ayuda para visitar el parque, incluyendo a @uspablo, @jalpys, @r0ll3r-rub3n, @lorenzo10n2, y todos los que dejaron sus opiniones del parque en PAC o hicieron blogs, porque lei muchos de ellos antes del viaje y me fueron de muchísima ayuda. 

¿Te ha gustado esta review? Si es así, házmelo saber en los comentarios y así sabré si seguir haciendo reviews como esta de futuras visitas a parques.

21