Horrorland ha cerrado con 2018 su primera temporada, una temporada llena de incógnitas, sorpresas, y una gran dosis de terror, porqué no decirlo. 

El parque se abrió presentando 5 pasajes del terror con unas temáticas muy definidas con una campaña publicitaria potente, con pequeñas escenas de lo que los visitantes se encontrarían al entrar a las entrañas de la Central Térmica de Cercs, en el Berguedà, Barcelona. Horrorland no ha decepcionado a casi nadie, y ha dejado un muy buen sabor de boca, confirmando que tendremos Scream Park unos cuantos años más.

La experiencia es extraordinaria, desde el minuto 0, y ya ves el buen ambiente y el años que hay detrás del proyecto cuando es uno de los creadores quien se dirige al público para darles la bienvenida. El ambiente es un punto fuerte de Horrorland; constantemente suenan temazos de metal, rock, halloween o villancicos en la Christmas Edition. Además por sus calles encontramos coches accidentados, árboles, o lanza-llamas. Pese a esto, es un punto a mejorar, pero podemos considerar que pese al ser su primer año es un aspecto que se ha salvado de una forma más que digna.

horrorland_matadero

En cuanto a la esencia del parque, sus pasajes, están a un nivel muy alto mundialmente hablando. Aquí podemos ver animatronics, decorados, o caracterizaciones que solamente podremos encontrar en los Sream Parks más potentes del mundo, tales como las Horror Nights de Universal Studios, Alton Towers o Europa Park. Teniendo en cuenta nuevamente que es la primera edición, potencian mucho más el trabajo realizado. Además la temática de estos está muy acertada, centrándose tanto en aspectos del terror clásico, como la oscuridad, los payasos, etc. pero también un aspecto de "critica social" en el caso de pasajes como el Matadero, donde puedes imaginarte por unos minutos lo que puede sentir un animal en el matadero, y a mucha gente le removió fuertemente la conciencia. Pienso que deben seguir esta línea y deben renunciar al recurso fácil de las licencias de películas de terror que algunos parques hacen. Este es un punto fuerte y deben potenciarlo al máximo. 

Los shows son el gran desconocido de Horrorland, y pese a que es cierto que carece de shows de gran formato, tiene una inmensa cantidad de animaciones que este amenizan la espera de los pasajes o alegran tu paseo por el par de calles que ocupa el parque. En lo simple muchas veces está el secreto de lo que funciona, y Horrorland lo sabe. No quiero contaros mucho de lo que se puede encontrar porqué hay que vivirlo, pero el humor, el terror y la interacción constante con el público son los pilares básicos de los show del parque. 

Además, como todo gran parque, tiene su mascota y sus personajes entrañables. Mortimer, su mascota, se ha ganado el respeto del público, y se demuestra a diario con la larga cola que hay para hacerse fotos con él, ya es un emblema. Y no solo Mortimer se ha ganado el respeto del público, sino Papá Noel o el Grinch, presentes en la Christmas Edition. 

Un aspecto a mejorar son los servicios básicos del parque, tales como restauración o servicios (wc's). Pese a que la oferta gastronómica puede parecer muy pobre, su precio y su calidad son muy aceptables, y se salva por esto. Muchas veces es mejor tener poco y bueno, que mucho y malo, y han optado por la primera opción. Seguro que saben que es un aspecto a mejorar y estoy seguro que edición tras edición irá mejorando este aspecto, igual que el tema servicios.

En general, Horrorland ha superado y con muy buena nota su primera edición. A modo personal, si me permitís, pienso que se ha demostrado que el terror no es cosa solo de la época de Halloween, y poco a poco pueden ir ampliando la longevidad de la temporada, ya que si han sido capaces de llenar el parque un 29 de Diciembre, porqué no serían capaces de hacerlo también un 29 de agosto? Igualmente el tiempo y el público será el encargado de poner a Horrorland donde se merece, y no pongo en duda que va a estar en lo más alto den su género porqué apunta a ser un parcazo; porqué si, Horrorland es un parque, y ha venido para quedarse. Esperemos que podamos disfrutar por muchos años de su pasión por el terror y las cosas bien hechas. 




18