Inicio Parques Liseberg Opiniones Opinión

parque

Opiniones de Liseberg (12)

Göteborg, Vastra Gotaland, Suecia

fingon1982

"Si no es el mejor parque urbano de Europa, casi"

10 fingon1982

Entré a Liseberg con las expectativas altas y, una vez allí, no sólo se cumplieron si no que se vieron superadas.
Liseberg es sin duda uno de los mejores parques de Europa. Incluso diría que el mejor parque urbano, con el permiso del clásico Tivoli Gardens al que todavía no he ido.
Es un parque muy familiar, pero pensado para que todos se lo puedan pasar en grande (niños pequeños, adolescentes, adultos) aprovechando muy bien el espacio disponible y con una oferta de atracciones muy completa. Por ejemplo, la zona infantil Kaninlandet es suficientemente grande como para que una familia con niños pequeños no salga de allí en todo el día. De entre las atracciones más adultas, destacar Loke por lo divertida que es, Helix por sus elementos y vistas, y Valkyria, corta pero intensa. Lamentablemente no puedo hablar de Balder, pues estaba fuera de servicio.
La compra de entradas a través de la web es muy sencilla, aunque hay que realizarla en la web sueca ya que la venta online no está traducida. Una vez comprada la entrada, solo hay que escanearla en los accesos. Luego hay que ir a la oficina de Atención al cliente (Gästservice) y pedir una pulsera que permite el acceso a todas las atracciones del parque, aunque solo la piden en algunas. De hecho, pensaba que con la entrada era suficiente y no fui a por la mía hasta varias horas después cuando me pidieron la pulsera para entrar en una atracción. (También se puede acceder al parque con una entrada básica y acceso a las atracciones mediante cupones, pero creo que es un método más bien para el público local.)
Además, cabe destacar que con la entrada se incluyen cuatro Express pass para los que se puede elegir prácticamente cualquier atracción principal y un horario de acceso a cada una. Y otra cosa para tener en cuenta es que, una vez dentro del parque, se pueden reservar colas virtuales a través de la aplicación (tampoco traducida) con tiempos de espera bastante cortos. (Solo se puede tener una cola virtual a la vez, independientemente de los cuatro Express pass de la entrada.) De hecho, al ir solo, muchas veces podía acceder sin esperar nada. Eso sí, a medida que pasa el día, los grupos de cola virtual se van agotando; supongo que la disponibilidad se modifica según el aforo del día. En este sentido, vale mucho la pena visitar el parque en día laborable, en mi caso jueves y viernes, para aprovechas las pocas colas y la mayor disponibilidad de grupos virtuales.
Las instalaciones están muy bien cuidadas. Hay una mezcla de estilos que puede contrastar un poco. Por ejemplo, la zona de la entrada y la calle principal son bastante vintage, mientras que la zona de Atmosfear y Helix son más modernas basadas en hormigón. Pero hay rincones muy bonitos por todas partes, desde la plaza en la que se encuentran el carrusel Blomsterkarusellen y la clásica Virvelvinden, al “frente marítimo” en el que está el pasaje Spökhotellet Gasten y varios restaurantes.
Respecto la comida, tanto en restaurantes de carta como en los fast food, la calidad es muy buena y los precios no son excesivos. Para hacerse una idea, se puede hacer la conversión de que 10SEK (coronas suecas) corresponden a 1€. En dos días, comí un kebab bien relleno y un refresco en Mattorget por 85SEK, y un Flammkuchen (un tipo de coca salada esponjosa con tocino, cebolla y crema agria) y Strudel de manzana en el restaurante Tyrolen por 240SEK. (Podéis ver fotos de la comida en https://www.pa-community.com/articulos/sweden-tour-2021-cosas-a-tener-en-cuenta-para-viajar-por-suecia.)
Por lo que se refiere al trato al cliente, es MUY bueno. No solo por el trato de los empleados, que son todos muy atentos y cambian al inglés en cuanto ven que no hablas sueco, si no en los detalles, como disponer de tres puntos de recarga gratuita para móviles, gel desinfectante en todas las instalaciones a modo de garrafas de 5L para asegurar que tarden en quedar vacíos, resolver cualquier duda o necesidad al instante, etc. Sin ir más lejos, quise usar uno de esos puntos de recarga mientras cenaba, concretamente el que está dentro del fast food Mattorget. Aunque uno de los dos cables era el que yo necesitaba, la máquina no reconocía el dispositivo conectado (aunque mi móvil sí estaba cargando) por lo que la compuerta no se cerraba. Consulté con los dependientes del puesto de comida y, tras comprobar que era cosa de la máquina, me permitieron sentarme en una parte del comedor cerrada al público para poder tener un enchufe al lado de la mesa y cargar el teléfono con mi propio cargador. Estos detalles marcan la diferencia, la verdad.
Y hablando de los empleados, quiero destacar los uniformes: polo azul celeste con Liseberg bordado en rosa, cinturón y tirantes a rallas diagonales blancas y rosas (aunque también vi un cinturón blanco y verde), pantalones grises con el bordado, chaquetas una polar y la otra impermeable gruesa ambas azul marino con el bordado. Vintage y moderno a la vez. El parque debería vender una línea de ropa inspirada en esos uniformes.
Y hablando del merchandising. Éste es variado, pero eché en falta un poco más de oferta para adultos, que se limitaba a un par de atracciones principales.

¿Algo excelente? El trato al cliente, la comida.

Recomendaciones: Loke, Helix, Valkyria

Colas:

Pocas

Mes de la visita:

Sep.

¿Con niños?

No
0 23 visualizaciones

Atracciones 10

Gastronomía 10

Tematización 10

Mantenimiento 10

Trato al cliente 10

Últimas opiniones de Liseberg

Más...