En estos últimos años ha habido una opinión prácticamente unánime de que el mejor evento de Halloween en parques de nuestro país lo acoge el Parque de Atracciones de Madrid. Yo solo puedo hablar de lo que conozco, nunca he visitado PortAventura en Halloween, así que no puedo entrar a valorar ese parque en esta temporada temática, pero sí llevo 6 años sin faltar a la cita de Halloween tanto en el Parque de Atracciones de Madrid como en Parque Warner, y todos los años mi veredicto ha sido claro: el primero se llevaba el premio. Pero este año, por primera vez, mi opinión ha roto la tradición de los años anteriores. Os explico por qué.

Tematización

Hablemos primero de la ambientación en ambos parques. Este año Parque Warner se ha puesto las pilas en este aspecto, hay más decoración de Halloween que nunca y casi todo el parque está disfrazado para la ocasión. Todavía hay zonas que no entiendo cómo se tematizan tan pobremente, como Metropolis y Gotham City, pero el resto de áreas han recibido adornos nuevos y de lo más adorables: espantapájaros a lo largo de Hollywood Boulevard, personajes calabaza que pueblan las calles de Movie World studios, esqueletos de mariachis y vaqueros en los tejados Old West Territory y calabazas de todos los tamaños en cada rincón de Cartoon Village. Tal vez hayan pecado de poca originalidad al usar calabazas para todo, pero no se puede negar que el parque está tematizado enteramente de Halloween. En el Parque de Atracciones ha sucedido todo lo contrario: en lugar de más adornos, este año tal vez hay menos que nunca. Tan solo la zona de Tranquilidad está decorada para Halloween, en el resto de áreas del parque la decoración es prácticamente inexistente; en Nickelodeon Land, apenas dos balas de paja y cuatro calabazas, y en Maquinismo y Naturaleza prácticamente encontramos nada, ni siquiera las lápidas que antaño poblaban cada explanada de césped. Para colmo, este año ni siquiera contamos con la presencia de los impresionantes animatronics que llevaban acompañándonos año tras año, como el dragón o necromancer. Sin duda, en este aspecto la victoria se la lleva Parque Warner, ¡y de qué manera!

Halloween familiar

Pasemos a hablar de la animación de calle. Por animación de calle entiendo los personajes de Halloween que salen a las calles, no a asustar, sino a divertir a la gente. En Parque Warner es una gozada ver como en cada área temática hay personajes acordes con la zona: en Movie World Studios, personajes de terror famosos como Frankestein, Pennywise o la Niña del Exorcista, en Cartoon Village, un trío de brujas, en Old West Territory, personajes del oeste como indios, locos o viudas y en DC Superheroes World, los villanos de Batman. Todos estos personajes dan vida a las calles del parque. Además, todos los Looney Tunes y dibujos animados están disfrazados para la ocasión. En el Parque de Atracciones también encontramos personajes que salen a divertir a los visitantes como un lobo, una viuda, una niña, un loco, un payaso...pero volvemos al mismo problema que con la decoración: está limitado a una área del parque, la Plaza Star Flyer, con lo que en el resto de áreas del parque el ambiente de Halloween es nulo. Parque Warner también gana en este aspecto. 

No podemos olvidar a los espectáculos de Halloween. En Parque Warner contamos con un gran espectáculo musical, Delirium, y una animación musical de vampiros en Old West Territory, Saloon Transilvania; ambos espectáculos repiten del año pasado. No podemos olvidar Halloween Parade, el desfile de Halloween que reúne todos los personajes del parque. En el Parque de Atracciones la oferta consiste en dos animaciones musicales en el escenario improvisado de la Plaza Star Flyer: Phiquiatrip PopBloody Queens, este último nuevo de este año. Es una lástima que el Parque de Atracciones, por los motivos que sean, no haga provecho del Teatro Auditorio para ampliar su oferta de espectáculos. Tampoco podemos olvidar los pasajes infantiles: en el Parque de Atracciones los pequeños superan pruebas en El Barco Fantasma, pasaje al aire libre con temática pirata, y en Parque Warner lo hacen en El Bosque Animado, pasaje bajo techo con temática fantástica. En el ámbito de los espectáculos gana Parque Warner por tener más cantidad de producciones que, además, son más elaboradas. 

Hallowen adulto

Pasemos ahora a hablar de los platos fuertes de Halloween: scarezones y pasajes de terror. En cuanto a las scarezones, este año Parque Warner cambia la temática y la ubicación de su scarezone, ahora se llama Ghost Town y tiene lugar en Old West Territory; tanto la ambientación de la zona como las caracterizaciones de los personajes son dignos de elogio, aunque el preshow es mejorable. El Parque de Atracciones tiene no una, sino dos scarezones distintas a lo largo del día, ambas en la Plaza Star Flyer: The Walking Dead y The Hunters; las dos tienen también caracterizaciones de personajes excelentes, y los preshows son muy correctos, pero fallan a la hora de crear un buen ambiente de terror, falta iluminación, humo...en este sentido yo me quedo con la scarezone de Parque Warner, pues aunque es mejorable en algunos aspectos, la atmósfera que han logrado crear es espectacular.

Pasamos al último punto y el que para muchos es lo más importante, los pasajes de terror. El Parque de Atracciones es conocido por ser el parque del país con más pasajes gratuitos en Halloween, con un total de cuatro, que este año son Thanatophobia, Nosferatu, Horror Cinema, London The Hunters Black Out, todos ellos renovados; a esto se le suma el "pseudo pasaje" al aire libre, The Hunters, novedad de este año; Parque Warner, por su parte, tiene tan solo dos pasajes gratuitos, Viernes 13 y Freddy Krueger: una Nueva Pesadilla, que se mantienen prácticamente inmutables respecto al año pasado. En este sentido, el Parque de Atracciones de Madrid sigue siendo el ganador indiscutible; los pasajes de ambos parques son de calidad equiparable, pero el Parque de Atracciones tiene mayor cantidad y presenta una oferta renovada. En cuanto a pasajes de terror de pago, el Parque de Atracciones continua con The Walking Dead Experience, mientras que Parque Warner mantiene su apuesta por Expedientes Warren, que este año añade una escena basada en la nueva película de la saga, La Monja; ambos pasajes cuestan 5€; el pasaje pago de Warner es más relevante, puesto que presenta unos personajes actuales y a la alza en popularidad, como lo es el universo The Conjuring, mientras que The Walking Dead Experience languidece a la vez que lo hace la popularidad de la serie y cada vez se hace más difícil pagar los 5€ de la entrada. En este último aspecto, el de los pasajes, el Parque de Atracciones de Madrid se lleva mi reconocimiento y gana a Parque Warner por tener una oferta sobradamente más amplia.

Conclusión

La temporada de Halloween no consiste solamente pasajes de terror y sustos, debe existir un equilibrio entre la ambientación y entretenimiento tanto para las familias como para los adultos, y este año Parque Warner consigue, con creces, un mayor equilibro que el Parque de Atracciones de Madrid. En parte se debe a que este primero ha apostado más que nunca por esta temporada temática para superarse respecto al año pasado, pero también se debe a que el segundo se ha acomodado en un laurel, posiblemente confiando en que su fama como "el mejor evento de Halloween en un parque de atracciones de España" haga todo el trabajo para atraer público y ha relajado sus esfuerzos por mejorar, llegando incluso a empeorar en varios aspectos. Todavía hay mucho camino por recorrer, el Halloween de Parque Warner queda todavía lejos de estar entre los mejores eventos de Halloween de Europa, pero por primera vez nuestro parque de película supera a su hermano madrileño con un evento muy equilibrado, que contenta la sed de miedo de los jóvenes a la par que divierte a la familia al completo, todo ello bajo un escenario inigualable, el de un parque temático de cine disfrazado en su totalidad de la gran fiesta del terror que es Halloween.

No puedo acabar este blog sin reconocer el esfuerzo de todos los profesionales que están detrás de esta temporada temática: actores, artistas y amantes del terror que año tras año se dejan la piel para preparar el mes de Halloween con muchos meses de antelación antes de que nosotros, los visitantes, podamos disfrutarlo. En ambos recintos hay grandes profesionales que preparan con mucha ilusión esta época del año, aunque muchas veces sea contra grandes dificultades y limitaciones.

22