¡Hola a todos! Esta vez os saludo con muchas ganas, puesto que en este artículo voy a hablar del parque de atracciones que me ha emocionado o sorprendido más en toda mi vida. Literalmente me ha trasladado a un mundo de sueños, donde todo es idílico, todo sale bien y eres feliz. ¿Y como es posible? Si casi nadie conoce este parque. Pues  os voy a mostrar como las cosas pequeñas pueden llegar a hacer de un pequeño parque perdido entre los bosques de Pensilvania, el lugar más feliz del mundo. De entrada, no vas a tener que pagar nada ni por aparcar ni para acceder al parque. Es más, vas a poder traer toda la comida que quieras, hasta tu barbacoa, y tendrás tu espacio para hacerla. El lugar en si, idílico total y ES punto de encuentro y de referencia de vecinos de toda la zona. 

*Fotografía nocturna de la noria y los globos del parque, la mejor estampa para despedir el día*

¿Hacemos un experimento? Te propongo que mientras leas este artículo, escuches alguna de tus canciones favoritas de alguno de los juegos de parques de atracciones favorito. No exagero, el parque del te voy a hablar ahora es LITERALMENTE el juego hecho realidad, o ¿fue antes el parque? Tengamos en cuenta que el parque fue abierto el 4 de julio de 1926, así que resulta muy evidente que ha sido la inspiración tanto para muchos parques como para hacer múltiples juegos de esta temática. 


*Flying Turns, la montaña rusa que se hizo en una tarde de domingo de bricolaje, bueno, dile una tarde o 7 años*

¿Como? Exacto, se tardaron 7 años en hacer esta montaña rusa. Pero hay que tener en cuenta que fue el mismo parque con sus propios medios el que construyó esta montaña rusa del tipo bobsled. Esto le pone un valor añadido, ya que nadie confiaba en que el parque pudiese terminar jamás su construcción. Construir una montaña rusa no es tan fácil como parece, pero al final el parque se salió con la suya y plantó esta entrañable y bonita coaster en el parque en 2013. ¿Sensaciones? Es obvio que no va a ser una coaster intensa, pero tampoco buscaron esto al construirla. No obstante es muy divertida, ofrece unas curvas con unos peraltes improvisados totalmente alocados y que da la sensación que puedes volcar en cualquier momento. No hicimos una cola excesivamente larga, pero mentiría si dijese que la espera se hace corta, puesto que la capacidad es poca y las cargas son lentas debido a la necesidad de tener controlado en todo momento el peso del tren con los pasajeros. No obstante, es una montaña rusa legendaria, y hay que tener paciencia. Vale la pena, y más si conoces su historia. No repetí, pero le guardo un espacio al corazón a esta coaster. 


*Entrada de Phoenix, mi segunda montaña rusa favorita de madera, aunque es la más divertida*

Esta montaña rusa debería ser ilegal. Sí, así de contundente. Pero mientras no lo sea, a disfrutarla. Jamás en toda mi vida he sentido tal miedo por perder la vida en una montaña rusa (en el buen sentido), pero para amantes de las sensaciones fuertes y de las montañas rusas, esta sensación es impagable, irresistible, extraordinaria...etc., y más si los comparamos, por ejemplo, con los nuevos arneses de B&M que te practican una reanimación cardio-pulmonar de lo que te llegan a presionar contra el asiento.


En esta montaña rusa olvídate de ir agarrado al tren. la única protección que vas a tener donde agarrarte va a ser una barra que en el mejor de los casos estará a un palmo sobre tus piernas. Ningún cinturón, ningún quita-miedos, ningún nada. Cuando el tren arranca ya te temes que el viaje va a ser movido, pero es imposible imaginar hasta que punto va a serlo. De entrada, un túnel 100% oscuro te hace alucinar. No entiendes el porqué de este túnel tan largo y tan oscuro, pero es rarísimo ir completamente a oscuras sin saber por donde vas a moverte. Pasada la primera colina empieza el festival. Festival de colinas, festival de airtime y festival de vuelo. Todo el espacio que tenía entre mis piernas y mi arnés, que era como digo de un palmo, ahora se había convertido en espacio de vuelo. Mi cuerpo volaba sin ningún control, a merced de la coaster. Entre maderas, entre carcajadas, tu cuerpo no puede creer lo que está pasando y ante esta situación quedan dos opciones: agarrarse fuerte o levantar las manos y volar. Cuando llegas a los frenos solamente puedes reír, y hacerte la idea que acabas de subir a la mayor locura de coaster de tu vida, donde la sensación de volar ha sido más auténtica que nunca. Repetir no es una opción, es una decisión ya tomada. 


*Más madera, es la guerra. Twister, la otra de madera de Knoebels*

Tras subir a Phoenix no crees que nada pueda superar aquella sensación, y efectivamente, así es. Twister es una buena coaster de madera, pero no tiene nada que ver con su vecina. Esta atracción juega más con la velocidad, con las curvas y no es una gran especialista en airtime, pero en si, resulta un paseo agradable. No repetí más, pero reconozco que es una coaster que dependiendo de los gustos, puede llegar a gustar bastante. 

*Estación de Twister. Un momento, ¿donde están las puertas?*

*Stratosphere, 45 metros de caída libre EXTREMA*

Vamos a ver @furius_boy, ¿te has montado en la caída libre más alta del mundo y me estás diciendo que una con 45 es extrema? Pues sorprendentemente si, resulta muy raro pensar que es la caída libre que me ha sorprendido más en toda mi vida. Realmente se trata de la atracción que tiene una caída más a plomo de las que me he montado. Las sensaciones son realmente muy fuertes y la caída pese a ser de 45 metros solamente se te hace muy larga. Nos quedamos todos sin palabras al bajar de ahí. Ni tan siquiera tiene un espacio de colas grande, pero es una de las atracciones a la que repetimos más, y sin duda, si tengo que quedarme con una atracción que me sorprendiese en toda la ruta por los EEUU, me quedo con esta. Es una verdadera joyo para los amantes de las emociones fuertes que si no andas con cuidado te la pasas de largo. 


*Impulse, una locura de acero*

Esta es la montaña rusa que te recibe al llegar al parque. Situada en la entrada del parque ofrece emociones muy fuertes y variadas. El lift completamente vertical hace que te deslices peligrosamente hacia atrás, y sin darte cuenta ya estás cayendo en picado hacia el suelo con una mezcla de curvas, inversiones y mucha intensidad, que si te descuidas, te provoca un mini black out e algún que otro momento. La recomiendo al 100%, hasta si no eres de los más atrevidos, te gustará. 


*La joya de la corona, Satellite, pero para mi es Zozo*

¿Porqué Zozo? Si sois jugadores del juego Planet Coaster, identificaréis rápidamente la atracción de la imagen, y es que es una de las atracciones clásicas del parque. Hecha el 1952 y todavía en pie, es una locura de alto nivel tanto en emociones como en golpes. Todavía tengo un recuerdo en forma de morado/azul/amarillo... no sé, unos golpes muy buenos. Pero realmente vale la pena montar en tan legendaria atracción. Subí después de comer y no me mareé, pero seguramente todavía hay habitantes de los alrededores de la montaña que se acuerdan de mis gritos. No dejes de subirte ahí. Por favor. 


*Tragar saliva, pasar vergüenza y chillar como un niño en una kiddie*

*Uno de los rincones más bonitos del parque*

El parque está plagado de rincones preciosos, pero sin lugar a dudas esta zona es espectacular. Música de carrusel de toda la vida sonando de fondo, atracciones clásicas por todas partes, niños abarrotándolas, puestos de palomitas, artesanos elaborando y vendiendo sus obras in situ, zonas de pic-nic. Cuando te encuentras en un lugar así no puedes hacer más que cerrar los ojos y poner tus sentidos al máximo para sentir dónde estás. Es el lugar que seguramente has soñado en estar muchas veces sin a penas conocerlo. Literalmente, sales enamorado del lugar. Quiero volver.


*Rebosando historia por todas partes*

El parque cuenta con un museo, y es que con tantísimos años de historia no puedes esperar menos. Todos los elementos que han dejado de formar parte de una forma activa del parque van a parar aquí, en este museo donde se exhiben. Un ejemplo son los antiguos caballos del carrusel, que tal y como podéis ver, además de caballos hay jirafas, cabras montesas, etc... realmente curioso. Además cuanta con una tienda plagada de artículos de coleccionista como atracciones en miniatura o recuerdos del parque. Evidentemente, el acceso es completamente libre, y se está fresquito, cosa que se agradece. 


*El mejor carrusel del mundo*

Pues si, tal cual suena, actualmente es el mejor carrusel del mundo, y realmente tengo que dar la razón a este premio. Tuve la oportunidad de estar un buen rato por la noche, sentado con el parque casi a solas escuchando su música y viendo sus luces. Es una experiencia extremadamente emocionante, de sueño, paradisíaco. Nunca había pensado que existiría una cosa con semejante belleza y tradición. La historia y curiosidades de este carrusel son infinitas, así que os dejo AQUÍ el enlace para conocer toda su historia, vale la pena. 


*La magia llega a Knoebels con la noche*

Si durante el día ya tiene una magia especial el lugar, por la noche esta magia se multiplica. Como curiosidad, en la zona de delante de Phoenix, la de la fotografía, suena constantemente música de organillo "tipo carrusel", y junto a las numerosas luces que decoran el ambiente, las montañas rusas y la gente te producen un sentimiento precioso, de estar en el momento adecuado y el lugar adecuado. "No hace falta pagar millonadas ni plantarte delante de un castillo Disney para sentir cosas preciosas, en las cosas pequeñas está lo más grande." Y este parque es uno de los grandes, me va a resultar muy complicado encontrar algo comparable a esto. 


*@furius_boy, @sitges99, @paio y @arracuu en la entrada de Knoebels*

Hay que apuntar que lo que os relato aquí no fue exclusivamente lo que hicimos en el parque, ya que sería extremadamente pesado por todos nombrar cada una de las atracciones a las que montamos. No obstante, me gustaría destacar el flume como una atracción también obligatoria para pasar el calor, ¡es muy refrescante!

Y hasta aquí la review de este parque, el que a día de hoy es motivo de mis mejores sueños, el que a todo el mundo que me pregunta por mi viaje le termino hablando o mostrando fotos. Es un parque que una vez en la vida tienes que visitar, así que apúntalo como uno de tus destinos ahora mismo porque no decepciona. 


REVIEW DEL SEGUNDO DÍA: QUASSY AMUSEMENT PARK (PARTE 2)

9