Aquí las partes anteriores:

Parte 1: la cuenta atrás.

Parte 2: construyendo un sable de luz.

* SPOILERS * Este artículo incluye spoilers de Galaxy's Edge. Si no deseas saber nada sobre el área y sus experiencias antes de tu visita a Batuu, ¡no sigas leyendo!

Con mi sable de luz en su funda colgado del hombro, tocaba empezar a explorar Batuu. La Cantina ya la daba por perdida, de lejos se veía una cola enorme (poco después ya se comentaba que habían cerrado la cola para el primer grupo) y la atracción era bastante probable que tuviese menos colas después, así que iba a centrar en explorar las tiendas de la zona, y para ello me dirigí al edificio más cercano: Dok Ondar's Den of Antiquities.

8:26 - Este establecimiento está regentado por el infame Dok Ondar, que a través de cazadores de recompensas y contrabandistas ha acumulado una gran cantidad de reliquias y curiosos objetos de toda la galaxia. Nada más entrar, no sabes dónde mirar: hay detalles por todas partes. 

Droides, criaturas y objetos reconocibles de toda la saga pueblan la parte superior de la tienda. Al fondo, el animatronic de Dok Ondar. Y en la parte de abajo, productos para todos los gustos y bolsillos. Desde unas piedras talladas con inscripciones Jedi o Sith por 4$, hasta una réplica del collar de la Princesa Leia por 2000$. Artefactos Jedi y Sith, trajes Imperiales, cuadros, figuras, lámparas... sólo en esta tienda ya te puedes dejar todos tus ahorros. Aquí también están a la venta los Sables de Luz Históricos: los de los personajes conocidos. Entre 110$ y 200$.

También a la venta en esta tienda están los Holocrones Jedi y Sith, donde estas antiguas órdenes guardaban todo su conocimiento. Si introduces en ellos el Cristal Kyber del sable de luz, se iluminan y un maestro Jedi o Sith te imparte su sabiduría. Además, Dok Ondar también tiene una gran colección de Cristales Kyber de muchos colores, que puedes usar para cambiar el color y el sonido de tu sable de luz (ni que decir tiene que me llevé uno de cada).

8:40 - Con una bolsa de antigüedades bajo el brazo (y unos cuantos créditos menos en la tarjeta) salí de Dok Ondar's y me dirigí al Black Spire Market. Me hubiese gustado explorar más la tienda, pero tenía aún mucho por ver en Batuu.

Black Spire Market es un bazar lleno de pequeños puestos donde venden todo lo que puede necesitar un viajero en el borde de la galaxia: ropa, juguetes, criaturas, recuerdos de Batuu...

8:42 - El primer puesto que visité fue Kat Saka's Kettle: un pequeño establecimiento donde comprar uno de los snacks típicos de Batuu: el Outpost Popcorn Mix, una colorida mezcla de palomitas dulces y ligeramente picantes. Por unos cuantos créditos más, Kat Saka te añade un porta-palomitas con forma de Droide MSE-6. Aquí también se pueden comprar los productos Coca-Cola con forma y etiqueta exclusiva de Galaxy's Edge. Y no os engañéis, aunque parezcan pequeños, esto sigue siendo USA: cada uno es de medio litro.

8:51 - Enfrente de Kat Saka's, encontramos Jewels of Bith, una de las tiendas más pequeñas del mercado (y eso es decir mucho, son todas bastante "íntimas", por así decirlo), donde podemos encontrar todos los recuerdos de Batuu: figuritas, pins, postales, imanes, llaveros... es importante decir que en ningún momento encontramos productos con la marca Galaxy's Edge, Star Wars, o Disneyland dentro del área (aunque lo suelen tener en pequeñito por detrás de la etiqueta). Las camisetas y tazas tienen de logo "Black Spire Outpost", hay imanes y llaveros de "Batuu"... incluso los tickets de compra que en el resto del parque tienen el logo de Disneyland, aquí ha sido sustituido por Black Spire Outpost. Como punto negativo: al menos el primer día, si te daban una bolsa de plástico era la típica de Disneyland del resto del parque. 

9:01 - El siguiente puesto del mercado era Black Spire Outfitters: la tienda de ropa del mercado, con todos los trajes y complementos para vestir como un Jedi o un Sith. Eso sí, fuera del parque: las reglas de disfraces de Disneyland aplican en el nuevo área y los mayores de 14 años no pueden ir disfrazados, así que lo puedes comprar, pero no te lo puedes poner.

9:02 - Toydarian Toymaker es la tienda de juguetes de Black Spire Outpost. Desde peluches de trapo a figuritas de madera, no son los típicos juguetes de Star Wars que se pueden encontrar en otros lados. También aquí venden juegos de mesa, como una versión no holográfica de Dejarik (el "ajedrez" del Halcón Milenario), o una baraja de Sabacc para emular a Han Solo cuando le ganó a Lando el Halcón Milenario .

9:12 - A continuación me pasé por Creature Stall, la tienda donde puedes adoptar a una criatura galáctica. Porgs, Lothcats, Rathtars, Wampas, Tauntauns, e incluso Kowakian Monkey Lizards, la misma especie de Salacious Crumb, la pequeña mascota de Jabba el Hutt. Todas super monas y todas con un "extra" que hace que sean más que un peluche. Se mueven, hacen ruiditos, o como los Tauntauns, sirven para guardar cosas dentro.

9:19 - Y a esta hora, y después de haber paseado un rato por el bazar, me había entrado algo de hambre, así que me dirigí al restaurante principal del área para pedir algo de desayuno: Docking Bay 7 Food and Cargo. Situado en la zona del puerto espacial de Black Spire, puedes ver naves con los suministros de comida aparcadas encima. Dentro, toda una serie de contenedores con todo tipo de mercancías llenan el restaurante. De nuevo, detalles por doquier de los que no debí ver ni el 10%. A estas horas estaba prácticamente vacío, y en cinco minutos ya tenía mi comida.

9:27 - Decidí sentarme en un pequeño patio exterior, y degustar mi desayuno: Bright Suns Morning con Moof Juice.

El Bright Suns Morning contenía un "Three-Cheese Egg Bite" con queso y huevo, salchichas de cerdo, una mezcla de verduras, y un "Mini Mustafarian Lava Roll". El egg bite no tenía demasiado sabor, pero todo lo demás estaba delicioso, con sabores muy distintos y únicos. El Lava Roll sobre todo fue una sorpresa, al ser un rollito de canela pero algo picante. La bebida llevaba ponche de naranja y piña, estaba buena pero no la mejor que probé esa mañana (ya llegaremos a eso).

Como curiosidad, todo era metálico: la bandeja, el plato y el cubierto. El cubierto por cierto era el único utensilio disponible, no había cuchillos. Una curiosidad más de la cultura de Batuu. He leído que la gente se ha llevado muchos de estos utensilios (y algunos los están vendiendo en eBay) y hay veces que ahora te ponen un simple tenedor de plástico de un solo uso. Es una pena que por el mal comportamiento de algunos, sufra la inmersión temática y sobre todo, sufra el medio ambiente.

9:39 - Una vez terminé mi desayuno, y organicé todas las compras el mercado en mi mochila, continué con mi exploración. Y esta vez, me dirigí a ese montón de chatarra que había visto aparcado en el puerto espacial: era hora de probar el Halcón Milenario.


20