PAC

Inicio Artículos Leer artículo

MegaReview Port Aventura 1/9/14

05-09-2014 PortAventura Publicado por lFlouresencte

¡Hola de nuevo!

Después de mucho tiempo sin subir ningún blog, me he decidido a escribir uno nuevo para detallar lo mejor posible mi reciente visita a Port Aventura y relatar mis sensaciones.

El día empezaba pronto,  a las 7.30 concretamente, cuando la alarma del despertador se puso en marcha para avisarme que empezaba ese esperado día.

Tuve el placer de ir con mi compañera de viaje, Bea, y con la posterior incorporación de Raulen una vez en el parque.

En esta ocasión fuimos con tren desde Vilanova i la Geltrú, así que cogimos el media distancia que te lleva hasta la parada que tiene el parque. Aunque esto no es competencia del parque, sino de RENFE, destacar el lamentable estado en el que se encuentra el apeadero. Los graffitis y la (mierda) basura gozaban de una presencia notoriamente destacada, así como la (fortuna) ausencia de máquinas expendedoras de billetes de tren.

Después de esta primera impresión, nos dirigimos al parque (en procesión) con todo el cortejo procedente del tren, mientras las gitanas de turno (desterradas de la plaza de la fuente) intentaban 'venderte' alguna de sus promociones para aliviar el atraco que se iba a producir en unos instantes en tu cartera.

Al llegar a las nuevas taquillas situadas justo debajo del puente, sacamos nuestras entradas y pasamos los primeros tornos de entrada. El día era (jodidamente caluroso) y no había ninguna nube que pudiera estropearlo, así que viendo la moribunda de gente que se veía, decidimos sacar el pase Express Premium para aprovechar más el día.

Una vez en Mediterrania, esperando a la apertura del resto de áreas del parque, decidimos probar Furius Baco para hacer tiempo a encontrarnos con Raulen en Far West. Sin cola alguna (Dios bendiga el Express) nos montamos en la que sería nuestra primera atracción de la jornada.

A pesar de sentir algunas (molestas) vibraciones, disfrutamos del viaje y nos dirigimos a la entrada de Grand Canyon Rapids, dónde habíamos quedado con Raulen. Una vez unid@s, nos pusimos rumbo a Dragon Khan, pasando por México ya que el parque aún se encontraba (casi cerrado) a medio gas aún siendo las 11 de la mañana. Aunque los años pesan en su contra con algunas vibraciones, disfrutamos la segunda coaster del día y en vistas que Shambhala estaba aún fuera de servicio, caminamos hacia el mundo (de corchopan) mágico de Angkor, novedad de este año.

La atracción se ubica (en el culo del parque) un límite de China (dónde los pegotes de corchopan ya no dan para más y abandonan los viales ahí). La entrada así como el área a simple vista es bonita, hay bastantes detalles  y vegetación que hacen que las expectativas para la atracción sean buenas. Las colas són algo más amenas dejando algo de lado las típicas colas aburridas de 'zig-zag'. Un punto positivo es la opción de poder dejar tus pertenencias en la caja de plástico, evitando así, que se mojen. Al bajar, (aburrimiento)  decepción total, no se ha sabido aprovechar todo el jugo que podía haber dado. Los animatronics comprados (de oferta en el Lidl) genéricos, ofrecían unos movimientos muy (primitivos) básicos, que no ofrecían sensación ninguna y apenas te llegabas a mojar. Justos de tiempo debían ir los operarios encargados del circuito eléctrico, al dejarse varios metros de cable a la vista del público. Los chorros y efectos de agua no iban coordinados con la barca, evitando que te mojaras. Ni las dianas, ni la interacción con las demás barcas evitan que a mitad de la atracción te den ganas de (bajarte) acabar el recorrido. Esta atracción ha sido un 'quiero y no puedo'.

Una vez visto (el fail del año) esto, decidimos probar el Secreto de los Mayas para hacer tiempo a subir a Hurakan Condor y Shambhala. Personalmente, pienso que es un punto muy positivo el 'reciclado' de este edificio [antiguo stand de Seat] en relación con el resultado final. Es un divertido laberinto de espejos, que presume de tener un  un recorrido y unos efectos lumínicos bastante logrados. A pesar de que si giras la cabeza arriba, puedes ver el techo, nos vamos con buen sabor de boca para Shambhala. Una de las maravillas del parque (no de tematización) , suave y con unas sensaciones de vuelo que nos hacen repetir hasta en otra ocasión.

Una vez abierto Hurakan Condor, montamos en ella haciendo un poco de cola y decidimos ir a probar Silver River Flume para refrescarnos un poco y sortear el sofocante día que estaba haciendo. Sin duda una flume que me encanta, por sus caídas de 'menos a mas' y porqué acabas chorreando de agua. Al acabar (lamentablemente) nos subimos a (la máquina de matar) Stampida. Sin duda, la palma de las vibraciones en el parque (y en la faz de la tierra)  que dejan a uno completamente descuartizado. No recomiendo absolutamente a NADIE esta maraña de madera, en la que intentas sobrevivir durante todo el recorrido para evitar romperte una costilla (o tú mismo ) en alguno de sus 'suaves' traqueteos. Horrible. Mencionar que no se permite subir en los últimos vagones del tren, desconozco el motivo.

Al bajar (aún recolocando cada hueso en su sitio), hicimos escala en Grand Canyon Rapids antes de parar a comer. Desde luego, uno de los mejores rápidos en cuanto a tematización, una pena que mojen más bien poco. Rumbo a Polynesia, comimos viendo el espectáculo Aloha Thaití que para amenizar la comida estuvo bastante entretenido.

Una vez terminado y haciendo tiempo a ver (Noche de Fiesta) Generation Forever, decidimos subirnos a Sea Odissey (0D) 4D para reposar un poquito la comida y ver la nueva película y (peces del Ikea) decoración de este año.  Como aspecto positivo , el octobot así como algunos otros efectos funcionaban. La parte negativa llega al contemplar las (cutres) paredes envueltas de pececillos antideslizantes de bañera que reinaban las paredes de espera. Por no comentar (los salvapantallas de Windows) fondos marinos sin continuidad ninguna entre ellos que se habían apoderado de las pantallas. Eso sí , mejor que hace unos años con publicidad de Port Aventura. Una vez ya dentro de la sala y visto el preshow con gráficos propios del año 2000 conseguimos sentarnos ya en la sala dónde un maravilloso logo de Port Aventura nos da la bienvenida en la pantalla. Aunque la película es algo mejor que las de los últimos años, (los gráficos de pena), la falta de movimiento y la ausencia de efectos de agua luz o aire , hacen que siga siendo un bochorno de atracción. Si a esto le sumas la falta de coherencia y historia en la película, pues tienes una atracción 'perfecta'. No tiene sentido que el objetivo sea buscar al maldito submarinista y se pase toda la película dando un viajecito por el fondo marino y cuando lo encuentra, pases de largo y se acabe la película (cualquiera diría que termina en Port Aventura con el logo otra vez de golpe). Ah, las gafas también del Carrefour, porqué no conseguías ver del todo bien.

Después de este sabor agridulce y hacer escala en Kon Tiki Wave, nos ponemos rumbo al Gran Teatre Imperial. Una vez aposentados nuestros traseros (y escuchado los cotilleos de la vida íntima de los artistas por parte del operario de seguridad) da comienzo el espectáculo eso si, sin previa (ridícula) publicidad de la noche blanca Flower Power. La verdad es que siempre he encontrado estos anuncios muy cutres pero bueno...

El show empieza con una (original) cuenta atrás (bajada de YouTube : https://www.youtube.com/watch?v=PYaKsdHaFMY) y nos reciben nuestros queridísimos Patri y Carles, con el nuevo single de Generation Forever , en rigurosísimo playback en directo. Cabe destacar el gran despliegue de atrezzo e iluminación en el escenario. A pesar del gran despliegue lumínico, no llega a ser incómodo ni molestar prácticamente, como se había comentado aquí en sus primeras semanas, en mi opinión. Y unos fondos un tanto cutres (y también bajados del conteiner de YouTube ). El show consiste en una sucesión de varietés sin sentido alguno, combinado con (la imitación barata) el playback de canciones míticas de todos los tiempos de las Spice Girls o nuevas como Miley Cyrus. A veces resultaba un problema el no saber a dónde dirigir la mirada, ya que había varios centros de atención que hacían desconcertarte un poco. Destacar el número de las Spice Girls (y La Pelopony con la barra americana) así como las bailarinas vestidas de policías (cual club de stripteases)  que hacen un cuadro bastante ridículo en el marco de un parque como Port Aventura. (Creo que la última fila estaba reservada a viejos pajilleros). El show termina con el single de nuevo y los 5 minutos sin hacer nada de rigor para que la gente se rompa las manos aplaudiendo. Más publicidad cansina y el bailoteo de turno (cual verbena de pueblo) del Ale Ale Ale de Ricky Martin. El espectáculo se pasa rápido, pero su falta de historia y coherencia hacen que sea un tanto ridículo en el parque y sea mas propio de un show en Las Vegas (o en alguno de los casinos de Macao).

Al salir, decidimos poner rumbo a Templo del Fuego, pero por una avería nos invitan a salir. Así que decidimos repetir en Hurakan Condor y El Diablo Tren de la Mina para hacer tiempo a ver si se solucionaba.

Al volver ya estaba operativa así que decidimos entrar. Personalmente pienso que es uno de los mejores pases que he visto de El Templo del Fuego. El actor de este año es muy bueno y te hace participe de la historia en todo momento. Así como los efectos estaban prácticamente todos activados y con más intensidad que nunca. Tanto nosotros como la gente presente, disfrutamos mucho del pase. Como crítica constructiva, y debido al paso del tiempo, creo que sería conveniente adaptar un poco el momento de las ratas cambiando la iluminación y añadiendo otros efectos ya que era un poco confuso.

Apurando nuestras últimas horas en el parque, aprovechamos para ridear de nuevo atracciones como Shambhala, Dragon Khan, Tomahawk, Hurakán Condor... Ya para el final nos hicimos un Wild Buffalos y intentamos decidimos acabar con Furius Baco para despedirnos con un buen sabor de boca. ERROR. (Máquina de tortura 2) las vibraciones de la mañana eran pocas comparadas con las de la tarde. Fatal, te pasas todo el recorrido evitando ser dislocado con las vibraciones y deseando bajarte de esa basura. Parece ser que el presupuesto se gasta más en leds (y sobornos) que para cosas urgentes como estas... Dragon Khan, Furius Baco y Stampida necesitan una revisión urgente si no quieren que se colapse el servicio médico. No recomiendo a nadie subir  a Stampida y a Furius Baco como mucho en un asiento interior por la mañana (a menos que quiera morir literalmente). Algunos podréis pensar que soy un exagerado, pero no , el dolor que sentí yo y mis compañeros así como gente que salía del mismo tren era claramente evidente.

Después de colocarnos de nuevo los huesos ponemos rumbo de nuevo a Vilanova habiendo pasado un buen día en buena compañía pero con un sabor agridulce en cuanto a estas atracciones que he comentado. Comentar que es necesario poner más zonas de sombra i/o difusores de agua, porqué los meses de verano es horrible andar a 35 grados al sol sin ninguna sombra en la que reposar o por la que pasar. Pienso que la han cagado con los pegotes de corchopan (Shambhala, Angkor y Sésamo Aventura) al cargarse el recorrido natural del parque y ampliando así su recorrido y convirtiéndolo en irregular cosa qué se hace muy pesada y confusa.

Esto es todo amigos, mucho queda por hacer para ser un European Destination Resort de verdad, porque por ahora es un quiero y no puedo.

Hasta la vista!;)

Comentarios

Prepara tu visita

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: