Inicio Parques Aquarium de Barcelona Opiniones Opinión

parque

Opiniones de Aquarium de Barcelona (24)

Barcelona, Barcelona, España

Entradas 20€

Comprar aquí
fingon1982

"Importante servicio social y ambiental a medio gas"

5.0 fingon1982

Primero de todo, aclarar que soy biólogo marino. Así que mi crítica está bastante enfocada al contenido del Aquarium y puede ser bastante severa en algunos aspectos.

El Aquarium de Barcelona tiene mucho potencial pero solo lo aprovecha a medio gas. En varias ocasiones he podido visitarlo y las sensaciones han sido las mismas: se dedican muchos esfuerzos a algunos ambientes/acuarios (por ejemplo, las pirañas, los pingüinos o el gran acuario de tiburones) en detrimento de otros. Soy consciente de la dificultad de mantener un acuario, tanto por los aspectos técnicos como económicos y de otra índole. Además, como es obvio, no se pueden tener todas las especies deseadas ya que muchas no son capaces de vivir en cautividad, y de entre las que sí se pueden criar en espacios cerrados, a menudo no se puede tener un número suficiente de ejemplares para mantener todos los acuarios llenos.

Uno de los principales objetivos del Aquarium de Barcelona es la educación. Y además, debido a su localización, se dedica mucho espacio para dar a conocer el ambiente marino Mediterráneo, desde el litoral a las aguas abiertas. Por esta razón encontramos una sucesión de acuarios en los que poco a poco nos adentramos en las profundidades del Mediterráneo. Des de la superficie con sus oleajes y temporales, hasta las aguas abiertas en las que encontramos grandes animales como el tiburón gris. Pero el Aquarium no se detiene aquí, también se ofrece una mirada a otros ambientes marinos, des de los mares tropicales a algunos ambientes no tan típicos como los manglares llenos de pirañas o las profundidades marinas que podemos contemplar dentro de un gran cachalote.

En mis diferentes visitas, pude apreciar que en varios acuarios mediterráneos solo estaban presentes pocas especies del detallado listado que acompañaba los acuarios, mientras que el acuario que se veía más cuidado era el gran Oceanari, el acuario estrella en el que se encuentran los tiburones. Por lo que respecta a los decorados de los acuarios litorales, en muchos se notaba la dejadez. Se podían ver muchos elementos decorativos por los suelos, como los corales y gorgonias falsos, que dudo mucho que hubieran sido arrancados por los peces en un solo día. O también se veían elementos demasiado artificiales, como los brotes de Posidonia oceanica, haciendo que uno no pudiera imaginarse estar bajo agua. Lamentablemente, pude ver la misma falta de mantenimiento o detallismo en algunos de los acuarios dedicados a los ambientes tropicales.

Eso sí, aplaudo la dedicación que vi en algunos acuarios particulares que son realmente difíciles de mantener por contener especies muy sensibles, como los caballitos de mar, las medusas o los corales. Sin duda alguna estos acuarios reflejan la dedicación y los conocimientos de los empleados, que sin duda alguna dan lo mejor que pueden con los recursos de los que disponen.

Cabe destacar que detrás de la vista de los visitantes, el Aquarium de Barcelona realiza actividades de protección e investigación de la vida marina muy importantes, que no siempre reciben el reconocimiento que se mereces, precisamente por no ser tan visibles. Es por todo esto que, a pesar de los puntos negativos que he comentado en cuanto a contenido y detallismo de los acuarios, creo que el Aquarium de Barcelona, junto al resto de acuarios dispersos por otras ciudades, es un centro educativo y de investigación muy importante que debería ser visita obligada para niños y adultos, ya que existe mucho desconocimiento acerca del medio marino, que es de vital importancia para todos nosotros.

0 130 visualizaciones

Atracciones 8

Tematización 3

Mantenimiento 3

Trato al cliente 5

Últimas opiniones de Aquarium de Barcelona

Más...