Rocky Mountain Construction (RMC), la empresa constructora de montañas rusas que está dando que hablar, y mucho, en estos últimos años, ha plantado en el parque holandés Walibi Holland la que, empezando por aquí, considero ya mi montaña rusa preferida de toda Europa y la tercera de todas las que he probado por todo el mundo, más de 200. 

RMC es una gran experta en convertir las montañas rusas viejas de parques en verdaderos monstruos de acero, y conservando la estructura, en parte, de madera en la mayoría de ellas. El caso de Walibi Holland, con Untamed, no ha sido ninguna excepción, y ha convertido la que era una de las montañas rusas más dolorosas e incómodas del planeta en una absoluta genialidad, y es precisamente esto lo que voy a analizar en este artículo. 

¿Cómo hace RMC para hacerte sentir como un Dios sobre una vagoneta de montaña rusa?

Rocky Mountain es la gran experta en jugar con las Fuerzas G negativas, estas que te hacen levantar del asiento. Como es normal ya en las RMC, estas negativas són extremadamente intensas, asta el punto de sentir que el tren realmente está intentado deshacerte de ti, pero el caso de Untamed es realmente asombroso ver como juega con muchos tipos de air-time (G's negativas)

Primer elemento de Untamed

Después de un vertiginoso Lift subiendo lentamente hasta los 37 metros de altura que tiene la atracción y de una caída a poco más de 90 km/h la montaña rusa empieza con un elemento jamás visto. Realmente no sabría como nombrarlo, pero es el elemento que me ha alucinado más en toda mi vida. Empieza con una fuerza G negativa extrema mientras haces una inversión, y cuando crees que vas a volver a la posición vertical, en lo alto del elemento, éste te deja colgando medio de lado, medio boca a bajo y flotando entre maderas, como si el tiempo se hubiese parado. Pero cuando a penas has parpadeado, ya estás bajando haciendo otra inversión con otras tantas G's negativas muy fuertes. Asimilar la sensación de este elemento es dificilísimo, sientes que has hecho un elemento imposible. Y al terminar de bajar ya estás otra vez saliendo disparado de tu asiento para empezar un tramo lleno de elementos que te harán volar sin parar hacia todas direcciones y de distintas formas. 

Colinas tras el primer elemento

Tras el primer elemento, la montaña rusa enloquece completamente jugando a lo que RMC sabe perfectamente, a crear una sensación de vuelo extraordinaria. Colinas con airtimes con una fuerza extrema, colinas con un peralte inclinado para acentuar la sensación de volar, curvas a toda velocidad y elementos con fuerza G 0 perfectamente medidos. Cuando te diriges hacia un elemento a toda velocidad no sabes si vas a salir disparado repentinamente, o te va a dejar flotando en una gravidez absolutamente perfecta, es una verdadera incógnita. El efecto sorpresa es constante en esta coaster. Y es que Untamed pese a parecer que es una montaña rusa brusca por lo impresionantes que parecen sus elementos visualmente, es una de las montañas rusas montañas suaves que he probado. Cada transición, cambio de sentido, está perfectamente medido, y te permite disfrutar de cada una de los metros de adrenalina que ofrece la atracción.

Un auténtico festival de colinas y descontrol. La montaña rusa no te deja descansar ni un segundo, y es que si nos fijamos en lo que nos dicen los números, es una montaña rusa no muy alta, no muy rápida y con un recorrido corto, así que el aprovechar cada metro es vital para la experiencia. Y así lo hace Untamed, nunca llegas a saber realmente en que punto del recorrido andas, la montaña rusa juega contigo y tu orientación, y te muestra que tal y como dice su nombre, es realmente salvaje. 

Último elemento de Untamed antes de llegar a la zona de frenos.

Cuando crees que todo ha terminado, la montaña rusa se esconde por debajo del primer elemento descrito, y ofrece un seguido de airtimes con una fuerza abismal, aprovechando que andas completamente desorientado bajo la gran estructura de madera. La cabeza se te va completamente, y cuando crees que no puede ofrecer mucho más, sorprende con un asombroso in-line, uno de los más intensos que he experimentado, donde termina de descolocarte, y nunca mejor dicho, porque realmente sientes que vas a salir despedido del tren.

Una vez llegado a los frenos, tu cuerpo rebosa adrenalina por todas partes, ha sido un minuto muy intenso, sin descanso, haciendo movimientos imposibles, con una sutileza, suavidad e intensidad difíciles de encontrar ahora mismo en Europa. Puede resultar poco impactante por el hecho de no ser ni la más alta ni más rápida, pero lo que si os puedo asegurar que es una de las experiencias más extremas que se pueden experimentar en un parque europeo actualmente. 

RMC llega a Europa y pisando fuerte con esta bestia tan salvaje, y es que sin duda el cambio ha sido radicalmente para mejor, y Walibi Holland ha añadido a su oferta un verdadero regalo para los amantes de las montañas rusas. Esta revolución de RMC tiene que contagiarse por todo el continente y transformar las montañas rusas de madera que atormentan muchas veces a los usuarios que las ridean. Y es que al fin y al cabo, toca renovarse o morir, y en determinados casos lo mejor que les puede suceder a algunas montañas rusas es que aparezca RMC con una propuesta revolucionaria.

Y aquí concluye el análisis a fondo de Untamed, una de las mejores montañas rusas del mundo que sin duda no dejará indiferente a nadie, dará mucho que hablar y que seguro la veremos durante mucho tiempo en la cima de los ránkings de las mejores coasters del mundo.


24