Inicio Parques Agua Mágica Opiniones Opinión

parque

Opiniones de Agua Mágica (6)

Sevilla, Sevilla, España

Entradas
marcuriel

"Complemento divertido para Isla Magica"

7.5 marcuriel

Hola, me llamo Marc, y hoy os traigo una nueva review sobre un parque que visité la semana pasada y que en general me dejó un buen sabor de boca: Agua Mágica.
Se trata de un parque acuático que pertenece a Isla Mágica; es decir, es el segundo parque del complejo de ocio.
Lo primero que debemos saber es que Agua Mágica no funciona como un parque cualquiera, sino que es un complemento al parque de atracciones Isla Mágica.
Es decir, uno no puede entrar a Agua Mágica sin haber entrado a Isla Mágica.
Así pues, si uno desea entrar a Agua Mágica, debe pagar la entrada al parque de atracciones y un suplemento de 9 euros que te permite entrar al parque acuático.
Para acceder, se debe entrar a Isla Mágica, y caminar hacia la derecha en el momento en que nos encontramos con la bifurcación (como si fuéramos al Desafío). Así pues, vemos un cartel donde pone Agua Mágica. En ese mismo lugar se encuentran los torniquetes para acceder al parque. Debemos mostrar una entrada extra conforme hemos pagado el suplemento para entrar al parque acuático. Esta entrada te la dan en la taquilla junto con las entradas generales al parque de atracciones o la recibes on-line junto con estas mismas entradas si hemos pagado (on-line o en taquilla) tal suplemento.
Como primer consejo, decir que compréis las entradas on-line, puesto que os ahorraréis la cola para entrar al parque de atracciones (no en Agua Mágica) y porque las entradas para el parque acuático se pueden acabar por temas de aforo.
Otra cosa importante son los horarios. Junto con Isla Mágica, el parque abre a las doce, y cierra a las ocho; tres horas antes que el parque de atracciones.
Así que lo que recomiendo es que vayáis al acuático hacia las cinco de la tarde hasta el cierre, puesto que el sol está más bajo y no pega tanto (pero en esa hora en Sevilla continúa haciendo mucho calor) y porque no hay tanta gente como por la mañana, donde hay una cola inmensa para entrar al parque.
Una vez hemos entrado en el parque nos encontramos con una zona bastante verde y bonita. El parque es pequeñito, pero realmente te absorbe con su peculiar atmosfera.
Lo primero que nos encontramos es la Piscina de olas. Aunque es pequeñita, las olas se veían bastante divertidas. Además, lo mejor es que constaba con una pequeña zona de playa con arena artificial y tumbonas. Junto con las otras piscinas, no la pudimos probar por falta de tiempo.
En esa parte de la piscina de olas también encontramos algunas pintorescas piscinas de relajación.
En esta parte del parque también hay el servicio de consignas por un valor de dos euros.
Una cosa que me sorprendió mucho es que había un espectáculo de calle por el parque Acuático; que realmente se veía entretenido y bastante bien hecho por ser lo que era. Se llama “Rita.La serpiente y el Jaguar”, y su principal curiosidad es que los personajes se van moviendo por el parque, actuando, entre otros lugares, al frente de la piscina de olas.
Lo último que nos encontramos antes de llegar a la isla de toboganes es la zona de juegos para niños, donde los más pequeños de la casa pueden disfrutar de chorros de agua, toboganes y del inmenso cubo que cae cada cierto tiempo.
Ahora llegamos al punto fuerte de Agua Mágica: La gran Isla de Toboganes.
Esta es la zona donde se encuentran todos los toboganes para adultos.
La Isla de Toboganes cuenta con siete toboganes repartidos en dos torres.
En la primera torre se encuentran los cuatro toboganes que requieren flotador, y en la otra torre los que no lo requieren o que es necesaria la esterilla.
Decir que todos los toboganes finalizan en la típica recta de frenado (no en una piscina).
En los toboganes con flotador la mecánica es muy simple: se hace una cola donde el tobogán finaliza para coger el flotador, y después uno sube con él la torre para deslizarse (obviamente todo esto está monitorizado por los trabajadores del parque).
He de decir que los trabajadores son un poco secos, e incluso no te ayudan si tienes dificultades para subir al flotador: No es nada desagradable, pero un poco más de simpatía mejoraría la experiencia.
Empezamos ya por la primera torre donde se necesitan flotadores, y en este primer tobogán son dobles. Nos encontramos ante la joya del parque: TSUNAMI. Se trata de la típica ola (o Turbolance en Aquopolis) donde, después de hacer un pequeño circuito sinuoso, caes por una pronunciada caída que desemboca en la gran pared que ascendemos a gran velocidad para después descenderla hacia atrás. La atracción acaba en una recta de frenado después de pasar una pequeña colina.
Tsunami es para mí el mejor tobogán de Agua Mágica, era el único tipo de tobogán que no había probado aún, y realmente no me decepcionó para nada. Aunque no es un tobogán suave, lo recomiendo a todo el mundo que le gusten los toboganes.
Continuamos con el otro tobogán en el que se requiere flotador doble: TORBELLINO.
Se trata de la típica batidora/embudo/cazuela en el que, después de hacer un recorrido (parte de este a oscuras) en el que cogemos un poco de velocidad, desembocamos en una gran estructura circular parecida a un embudo y con una salida en el medio. Así pues, damos una cuantas vueltas al embudo hasta ser absorbidas por esta salida/agujero que nos lleva a la recta de frenado.
Creo que este es un tobogán divertido, pero realmente encuentro más emocionantes esos embudos en los que no se requiere flotador. En definitiva, torbellino es tobogán familiar y divertido. Como consejo, intentad ir en alguna hora de baja afluencia, porque es el mas demandado del parque.
Para finalizar con esta primera torre, nos vamos hacia EL GRAN TIKAL y BLACK HOLE, que son dos toboganes con flotador individual en los que hacemos unos largos circuitos con curvas y peraltes, sin grandes caídas. Son toboganes muy suaves de baja intensidad.
En El Gran Tikal el circuito es todo exterior, y diría que es el tobogán más soso del parque, puesto que no tiene nada especial. No obstante, siempre es divertido bajar por este tipo de toboganes.
Black Hole, tiene una parte del circuito interior y la otra parte exterior. En la interior hay lo más divertido de la atracción: efectos de luces de colores. Este tobogán me resultó más divertido por este solo hecho; realmente está divertido, pero tampoco vuela la cabeza.
Son dos toboganes con una afluencia de gente media-alta.
Ahora nos dirigimos hacia la segunda torre, donde nos encontramos con tres toboganes más.
El primero de todos es FREEFALL, que es el kamikaze de Agua Mágica. En él descenderemos a gran velocidad (sin flotador) por una gran bajada que desemboca en la recta de frenado. En este tobogán se requiere un mínimo peso de 60 kg.
Encuentro que es un buen kamikaze, puesto que coges bastante velocidad (sin ser extremo) i además no rasca la espalda. Lo recomiendo.
Continuamos con CASCADAS, que es el tobogán multipista del parque. En él nos tiramos con una esterilla de cabeza por una de las tres pistas que el tobogán dispone. Es un tobogán familiar en el que hacemos una bajada recta con tres colinas.
Yo no soy un gran fan de este tipo de toboganes. Me cuesta mucho tirarme y siempre me hago daño al llegar abajo. En este me hice daño en la pierna
Como consejo, preguntarle al socorrista como uno se debe tirar, porque incluso una vez (en otro parque) me hice daño en el cuello y me costó respirar durante un rato.
Y llegamos al último tobogán del parque, pero no por ello el peor: CAMALEÓN. Es más, era un tobogán que no le tenía muchas expectativas y se convirtió en mi Top 2 (después de Tsunami) del parque. Se trata de un tobogán tipo zig-zag, en el que nos tiramos sin flotador por un circuito serpenteante. Aunque no tiene ninguna bajada pronunciada, coges bastante velocidad en las curvas. Además, la primera parte del circuito se hace por un tubo cerrado con los mismos efectos de luz que Black Hole. Lo recomiendo mucho, aunque siempre haya una cola muy lenta a causa de la poca capacidad de la atracción.
Una vez acabada la Isla de Toboganes, ya podemos dar por casi terminado el parque. Hay también un río lento, que no lo probamos porque había mucha cola; y no le vimos nada el otro mundo.
Como valoraciones generales, creo que Agua Mágica es un muy buen complemento a Isla Mágica. El parque es pequeñito, pero tiene muchas piscinas para remojarse y sofocar el calor de Sevilla; y además la vegetación y la limpieza están muy cuidadas.
Tiene un buen ambiente en general.
En cuanto los grandes toboganes, decir que no son world-class, pero realmente son divertidos y siempre te llevas alguna sorpresa con alguno.
Me quedo sobre todo con Tsunami, con Camaleón y con Freefall.
¡Agua Mágica fue una experiencia que no me decepcionó!
Muchas Gracias por leer la review. Espero que es haya gustado. Comentad si os gusta Agua Mágica y cuál es vuestro tobogán favorito.

Recomendaciones: Tsunami, Camaleón y Frefall

Colas:

Bastantes

Mes de la visita:

Ago.

¿Con niños?

No
1 24 visualizaciones

Atracciones 8

Gastronomía 5

Tematización 8

Mantenimiento 10

Trato al cliente 5

Últimas opiniones de Agua Mágica

Más...