Alrededor del 10 de octubre de 1993, PortAventura (en aquel entonces Tibi-Gardens) había adjudicado ya seis de las atracciones más importantes del parque, es decir, el tren de la mina (Diablo) a Arrow Dynamics, Silver River Flume, Grand Cañón y Tutuki Splash a Intamin, el tren de vapor a Severn-Lamb y finalmente Dragon Khan a Bolliguer y Mabillard.

Algunas de las atracciones disponían de unas necesidades técnicas importantes, como por ejemplo Gran Cañón Rapids con sus 460 metros de canal de hormigón y sus enormes depósitos. para hacerse a la idea, se emplearon más de 4000 metroscúbicos de hormigón y 300000 kilogramos de acero.

La inversión era de alrededor de unos 3000 millones de pesetas, de los cuales 1000 fueron absorbidos por Dragon Khan, en aquel entonces la montaña rusa tecnológicamnete más avanzada del mundo y con un record mundial al tener 8 inversiones y el looping de mayor diámetro del mundo, 35 metros en un recorrido de 1200 metros de longitud.

Hablando concretamente de Dragon Khan, los planos de la montaña rusa fueron terminados el día 4 de noviembre de 1994 y en verano de ese mismo año las piezas fueron enviadas al parque para su posterior montaje. Las vías provenían de EEUU, los soportes y estructuras metálicas adjuntas de Schwartz Haummont. Finalmente, las cimentaciones fueron proyectadas y calculadas por Taller d'Enginyeries S.A.

El día 19 de enero de 1995 Dragon Khan tuvo sus primeros viajes tripulados por los niños del colegio Europa de Salou, que fueron oficialmente los primeros "clientes" en probarla. Sin lugar a dudas la atracción estaba más que lista casi tres meses antes de la inauguración del parque, en abril.

Mañana más novedades, esta vez en relación a la presentación oficial de una parte de PortAventura que muchas veces pasa desapercibida...

 

messages.Foto Articulo

messages.Foto Articulo

0