Los parques españoles se han quedado estancados a nivel de otros parques Europeos. Es un hecho. Cada año se repite el mismo ciclo: apertura alrededor de semana santa, temporada alta en verano, halloween, navidad, y cierre hasta el año que viene. Las novedades a nivel atracciones también son bastante escasas, y bastantes veces, dejan mucho que desear... 

¿Lo están haciendo bien? ¿Lo están haciendo mal? En todo caso, he recopilado algunas oportunidades que los parques españoles no están aprovechando, y que podrían realizar con un gran éxito detrás. Esta es mi visión de lo que les falta  a día de hoy:

Halloween de terror. Pero de terror de verdad

Se lleva hablando desde hace mucho tiempo. Años y años. Los parques españoles tienen la infraestructura y los medios para hacer un evento al estilo "Halloween Horror Nights" o "Traumática". El concepto es muy fácil: el parque funciona con una operativa normal durante el día, con algún espectáculo de miedo, y algún pasaje del terror familiar. A cierta hora, cuando cae la noche, el parque cierra para los clientes normales, y abre con un evento reservado a un público que busca pasar miedo. Hay varios pasajes del terror bien trabajados, scare-zones o zonas donde hay actores que te asustan, y algún espectáculo especial. Puedes encontrar una oferta gastronómica especial para el evento. 

Los parques españoles han fracasado al no realizar un evento de este tipo, o al menos, probar si funciona un año, y dos empresas han adaptado la idea creando ellos mismos su parque del terror. Las familias aportan mucho dinero al parque, sí, pero el terror, mucho más. Es un hecho. A la gente le gusta pasar miedo. 

Abrir todo el año

Hay suficientes reclamos para pasar, al menos, dos días en la mayoría de parques temáticos españoles. Y también existen hoteles -en algunas ocasiones, más de uno- para que los visitantes se hospeden en ellos, y no busquen alojamiento fuera. Incluso algunos, disponen de más de un parque, ampliando así su oferta. ¿Por qué entonces no abrir todo el año? Hay sus pros y sus contras. Cuando el parque cierra unos meses, puede aprovechar para hacer un mantenimiento general. En cambio, si está abierto todo el año, tendría que planificar un calendario de cierre de atracciones por mantenimiento, y puede disgustar a visitantes. Aunque también se puede aprovechar los meses de menos afluencia para hacer trabajos de mantenimiento. 

Parques como Disneyland París abre los 365 días del año, y tiene un clima mucho más frío que en España.

Atracciones con tecnología punta, o que otros parques no tengan

Se ha acabado la guerra de la montaña rusa más alta, más larga, más rápida, con más inversiones... Creo que ha llegado la hora de invertir en atracciones de tecnología punta (pantallas gigantes por ejemplo), o que otros parques españoles o europeos no tengan: el parque español que construya la primera flying coaster, por ejemplo, gana. Es un tipo de montaña rusa poco conocido, y bastante diferente a lo habitual. Pasa lo mismo con las atracciones de agua: los flumes y rápidos han evolucionando muchísimo, y ahora ofrecen tramos de espaldas, nuevos elementos... Incluso nuevas y emocionantes atracciones de agua. 

Nuevas atracciones con historias potentes e inmersivas

Antes comentaba que las atracciones con récords europeos ya no son un reclamo, o al menos para mí. Los récords se pierden, pero las historias permanecen.

Faltan atracciones con una historia potente, y que se desarrolle desde principio a fin, incluso antes y durante de la construcción, y que te hagan participar en la historia y sentirte el protagonista, como The Wickerman, en el que te conviertes en una ofrenda para que esta criatura proteja a una tribu, o Harry Potter and the Escape of Gringotts, una combinación explosiva de montaña rusa con pantallas gigantes, y una historia muy inmersiva


Eventos temáticos

Hay parques que han descubierto -por fin- que es lo que potencia temporadas más flojas, en las que hay menos visitantes, y que son un reclamo para animar que vengan. La clave: ofrecer algo único y temporal. Se debe crear la sensación al visitante que tiene que venir a descubrirlos, porqué son únicos, divertidos, y tiene una fecha de caducidad. Y si no viene, quizás nunca más lo podrá disfrutar. Universal Orlando crea eventos como el mardi grass, o "A celebration of Harry Potter"; o Disneyland París ha descubierto que funciona muy bien con la temporada de la fuerza y el festival de piratas y princesas. Hay espectáculos especiales creados para la ocasión, cavalgatas... 

Eventos culinarios

Con los productos de primera calidad que tienen nuestras tierras, recetas y platos tan variados y ricos, no sé por qué no se realiza aún un evento culinario en los parques temáticos, ofreciendo degustaciones que pueden atraer el público de otros países. Es un plus que añades a la oferta del parque.  Además, aprovechando las diferentes áreas temáticas de los parques, se puede ofrecer comida y bebida típica de diferentes países, cocinada por autóctonos de cada país, diferente a la que se sirve en los restaurantes.  

Hay parques que realizan eventos culinarios desde hace años, como el Food and wine festival de Busch Gardens Tampa, o el que se realiza en Epcot, que también tiene mucha fuerza. Disneyland París también ha apostado por este tipo de eventos, creando el "Rendez-vous Gourmand" en Walt Disney Studios. 


30