PAC®

Inicio Artículos Leer artículo

Ascenso, declive y decadencia de River Country de Disney (I)

04-05-2017 Publicado por fingon1982

Vamos a repasar la historia del primer parque acuático temático del munto, que se encontraba cerca de Magic Kingdom en Walt Disney World. Desde su construcción a su declive y cierre, repasaremos sus razones de ser. Todo ello en un par de entregas.

"Un nuevo y emocionante país os espera dentro de Fort Wilderness en Walt Disney World."

"River Country es el lugar en el que los niños más reirán, en el que mejor te deslizarás por toboganes, montarás en balsa, te colgarás en cuerdas, te zambullirás como un cisne, más nadarás en verano, te tumbarás al sol, harás picnic… El lugar en el que tendrás la mejor y más refrescante diversión a la antigua manera americana.""Trae tu bañador y tu sonrisa. Probablemente llevarás ambos, en River Country."

Estos son algunos de los eslóganes que Disney utilizó para atraer a los visitantes al que fue su primer parque acuático, River Country, en Walt Disney World, Florida, y que abrió en 1976.

Suena bien, ¿verdad?

Avanzando rápidamente hasta hoy, River Country todavía se encuentra en la orilla de Bay Lake, no muy lejos de Magic Kingdom. Los toboganes están allí. Las piscinas están llenas de agua. Los avisos de seguridad todavía advierten a los visitantes lo que pueden y lo que no pueden hacer.

Solo hay un problema: el parque está completamente abandonado, y lleva así más de 15 años.

Los toboganes están desapareciendo poco a poco debajo la densa vegetación, nadar en las piscinas no es aconsejable. Resumiendo, River Country de Disney está decayendo y se disuelve. Los millones de visitantes que travesaron sus puertas son ahora algo del pasado. Y está pasando justo delante los ojos de todos – partes del parque son todavía claramente visibles desde los barcos que pasan por Bay Lake, mientras que el parque está a unos metros de Fort Wilderness Resort.

¿Cómo se ha llegado a esta situación? ¿Porqué?

Si sois admiradores de Disney, probablemente habréis oído hablar de River Country. Habréis visto sorprendentes imágenes de su estado de abandono, que se han extendido como el fuego por Internet y las redes sociales en los últimos años. Hasta puede que hayáis visitado el parque durante sus 25 años de funcionamiento.

Sin embargo, mientras que las fotos de la desmoronada River Country son fáciles de encontrar, reconstruir la historia completa que hay detrás de este parque es más difícil. ¿Cómo y porqué Disney llegó a construir un parque acuático? ¿Cómo era visitarlo? ¿Por qué lo cerraron? ¿Por qué Disney no lo ha demolido? ¿Podría llegar a abrir otra vez en el futuro?

Las respuestas a estas preguntas están allí fuera, esparcidas por cientos de artículos de docenas de páginas web. Sin embargo, hasta donde se sabe, nadie los ha reunido a todos un relato único y coherente explicando el ascenso, el declive y la decadencia de un parque que está en el corazón de muchos corazones.

Traed el bañador y la sonrisa. Esta es la historia de River Country de Disney.

Los orígenes.

Hoy en día, Walt Disney World es un extenso resort firmemente establecido como una de las destinaciones turísticas líderes en el mundo. Cuenta con no menos que cuatro parques temáticos, dos parques acuáticos (sin contar River Country), un enorme distrito de compras y entretenimiento, y decenas de complejos hoteleros.

Volviendo al principio de la década de los 1970, las cosas eran muy distintas. Solo hay que echar un vistazo a los mapas de esos años para darse cuenta de lo pequeño que era el resort en comparación a hoy en día.

Magic Kingdom estaba allí, por supuesto. Era una copia más grande de la original Disneyland, y contaba con varias atracciones que todavía hoy son algunas de las más queridas por los visitantes, como Haunted Mansion. Había un puñado de complejos hoteleros, incluyendo el icónico Contemporary Resort y el exótico Polynesian Village Resort – los cuales estaban conectados con el parque temático gracias a un sistema de monorraíl (nótese que los complejos Venetian y Asian que aparecen en el mapa de 1971 no se llegaron a materializar nunca). Para aquellos huéspedes con presupuestos más bajos, se podía acampar en Fort Wilderness.

A pesar de las preocupaciones de que la audiencia de la Costa Este no se sintiera atraída con la marca turística de Disney, Magic Kingdom se hizo rápidamente muy popular después de su apertura en 1971. Más allá del parque temático, sin embargo, había poco que hacer. Los visitantes podían nadar, pescar o navegar en Bay Lake. Podían jugar una partida de golf. Podían montar a caballo en Fort Wilderness. Con un empujón, podían deslizarse en el monorraíl. Pero no era probable que ninguna de estas cosas hiciese que los visitantes permanecieran en el resort durante estancias largas, haciendo que el resort alzara el vuelo.

Por supuesto, Disney tubo que empezar por alguna parte, y el plan siempre fue expandir Walt Disney World a base de nuevas atracciones y más hoteles. Sin embargo, esos planes se pusieron en peligro en 1973 cuando estalló la guerra en el Medio Este. Se impuso un embargo petrolífero a las naciones occidentales, y el presidente Nixon se esforzó por introducir el racionamiento de la gasolina. Para un resort que recibía a la mayoría de sus visitantes en coche, esto fue nada menos que un desastre. La asistencia a Magic Kingdom se estrelló, y el precio de las acciones de Disney cayó más de la mitad.

No solo Disney pasaba por un mal momento. El creciente mercado turístico de la Florida Central, que se había desarrollado alrededor, se estaba derrumbando, con hoteles cerrando puertas y la construcción de otros parándose.

Lentamente, Disney volteó la situación. Ajustó sus campañas publicitarias para atraer al públio local, y tomó medidas para asegurar que los visitantes lejanos tendrían suficiente combustible para llegar al resort y volver a sus hogares. Redujo costes y despidió personal. Y, finalmente, las multitudes regresaron. También lo hizo el petróleo cuando se levantó el embargo en marzo de 1974.

Sin embargo, los planes de expansión cambiaron permanentemente. En aquellos días, Disney estaba decidido a ser un "buen vecino" para los demás negocios de la zona. Consideró a sus competidores de la industria turística como atracciones "complementarias", no "competidoras", y hasta invitó a Dick Pope, el propietario de la cercana Cypress Gardens, a la apertura de Magic Kingdom. Del mismo modo, quiso mantener buenas relaciones con los propietarios de los hoteles y moteles de las afueras de Walt Disney World.

Golf Hotel abrió en diciembre de 1973, como estaba planeado. Sin embargo, los planes para los complejos hoteleros Asian Resort, Persian Resort y Venetian Resort fueron desechados, en parte para evitar contrariar a los competidores locales. En cambio, el desarrollo se centró en Fort Wilderness, que como camping no se veía como "competencia" para los hoteles y moteles.

Cualquier adición a Fort Wilderness podría incentivar a los huéspedes de los otros hoteles a estar en Walt Disney World uno o dos días más. De acuerdo con el excelente Realityland de David Koenig, en un principio Disney consideró crear una enorme aldea del "Salvaje Oeste", que contaría con restaurantes, tiendas y otras diversiones. Se llegó a construir Pioneer Hall, que acogía un buffet y también se convirtió en el hogar del espectáculo Hoop-Dee-Doo Musical Revue.

Estaba planeado que la pequeña isla cercana a Fort Wilderness, en el corazón de Bay Lake, se rebautizara como Treasure Island (posteriormente Discovery Island). Se instalaron exhibiciones de animales y se comercializó como reserva natural. Sin embargo, los planes de Western Village fueron abandonados después de que la dirección decidiera que sería más lucrativo crear un atractivo de acceso separado y con alto impacto que pudiese ser lanzado como un destino esencial para los huéspedes del resort.

Disney construiría un parque acuático.

Nadando en la vieja charca.

De la misma forma que antes de Disneyland había parques de atracciones, también había parques acuáticos (o, al menos, piscinas con toboganes) antes que River Country.

Sin embargo, con Disneyland, Walt Disney revolucionó completamente el concepto de parque de atracciones. En lugar de simplemente construir una colección de atracciones, Disney creó un mundo entero de fantasía (con áreas dentro) que transportarían a los visitantes a otros lugares y tiempos. En resumen, Disneyland fue el verdadero primer parque temático.

En la misma línea, el primer parque acuático de la compañía no solo tendría piscinas y toboganes. Además, contaría con una tematización única y cohesionada, y cada atracción sería cuidadosamente diseñada para encajar. En esencia, haría para los parques acuáticos lo mismo que Disneyland hizo para los parques temáticos. Las huellas de los Imagineers de River Country todavía se pueden ver hoy en día en docenas de otros parques acuáticos, más notablemente en los otros creados por Disney.

Naturalmente, dado que el parque acuático estaría dentro de Fort Wilderness, tendría que encajar en la tematización salvaje y rústica del complejo hotelero. Como ya hizo anteriormente, Disney se inspiraría en los trabajos de Mark Twain. Trabajando bajo el título "Pop's Willow Grove", los Imagineers se fijaron en el concepto de "nadando en la vieja charca" [Ol' Swimmin' Hole] – un lugar en el que el mismo Huckleberry Finn habría ido a nadar.

La localización del parque apoyaría dicha temática, en un área de seis acres (2.43 hectáreas) en la costa sur de Bay Lake. De hecho, para el ojo inexperto parecería que realmente no habría separación alguna entre el lago natural y la charca aparentemente natural de al lado. De un modo natural, Disney ideó una manera de asegurarse que los visitantes del parque acuático pudiesen nadar en las aguas del lago, de un modo lo más limpio y seguro posible.

El agua se extraería de Bay Lake a través de un tubo de admisión con filtraje y se enviaría al fondo del lago a través de un sistema de bombeo localizado en el interior de una enorme montaña artificial. Desde allí, el agua sería llevada a los canales del parque a 8,500 galones por minuto – sirviendo para deslizar a los visitantes por los toboganes y abastecer continuamente el suministro de agua de River Country.

Las aguas de Bay Cove y Bay Lake estarían separadas por una grande "cámara de aire" de goma. Se mantendría inflada seis pulgadas (15.24 centímetros) por encima de la superficie de Bay Lake con la ayuda de un sistema de sensores especiales, asegurando que el agua filtrada podría salir del parque derramándose en Bay Lake, pero haciendo que las aguas sin filtrar no contaminaran las piscinas de River Country.

Pat Burke, que se unió a Disney en 1972, era uno de los Imagineers que trabajaron en el proyecto River Country. En una fascinante entrevista con Disney and More en 2011, reveló algunos de los procesos detrás la creación del parque.

"Trabajé con [el arquitecto] Dick Kline en River Country, el que es el primer parque acuático con toboganes que tienen suportes de caballete que conozco. Recuerdo los problemas al tratar de diseñar los toboganes y los soportes."

Mientras que la mayoría de parques temáticos y parques acuáticos se modelan usando simulaciones por ordenador, las cosas fueron diferentes durante el desarrollo de River Country. Según Burke, "Todavía no teníamos ordenadores y me dieron un dibujo de los toboganes. Habiendo tenido fotografías en la universidad del Chouinard de Jerry McMillan, corté las elevaciones sugeridas en el diseño que nos dieron. Entonces proyecté el diseño del parque encima de la maqueta."

"Rápidamente desarrollamos y corregimos el diseño pasando de dos a tres dimensiones. Construí los toboganes con fibra de vidrio, tal y como los reales iban a ser, y calculé las alturas de las torres de madera."

Las principales atracciones del parque se encontrarían alrededor de una montaña artificial (la misma en la que iban a estar los tubos de toma de agua del lago). "La montaña tenía terrazas", – explica Burke – "así que construí los modelos de los toboganes con secciones de fibra de vidrio moldeadas con una manguera de goma posicionada en la maqueta plana. Parecían muchas pieles de serpiente."

Puede que pareciera un enfoque poco tecnológico, pero funcionó. "Fue un gran experimento e hizo muy fácil establecer el recorrido de los toboganes y que Fred Joerger diseñara los decorados rocosos de River Country."

Joerger fue atraído por Walt Disney desde Warner Bros. en 1953 para convertirse en uno de los primeros Imaginners. Uno de sus primeros proyectos fue construir varios modelos del Castillo de la Bella Durmiente de Disneyland, ayudando a Walt a definir el diseño final. Durante los años posteriores a esos proyectos iniciales de Disneyland, se convirtió en un experto en construir rocas falsas, y fue el responsable de casi todos los decorados rocosos de Walt Disney World cuando abrió (incluyendo las icónicas fuentes de la recepción de Polynesian Village Resort, que hace unos años fueron retiradas a pesar de las protestas de los aficionados).

"WED [el brazo Imagineering de Disney] raramente utilizaba la arcilla en ese entonces" – explica Burke. Sin embargo, Tony Baxter la usó en sus modelos de Big Thunder Mountain Railroad, y Joerger también la usó para esculpir las rocas alrededor de los toboganes que Burke había creado. También supervisó la creación de las rocas a tamaño real durante la construcción del parque, con la excompañera Harriet Burns diciendo: "Tenía la capacidad de hacerlo él mismo. Lo que antes habría requerido un equipo entero, él lo hacía de la noche a la mañana." Al preguntarle cómo hacía esas impresionantes rocas, Joerger bromeaba: "Solo tienes que aprender a pensar como una roca."

Las rocas falsas estaban esparcidas por el parque junto a verdaderos guijarros de los ríos de Georgia y Carolina. Los visitantes también serían recibidos por playas de arena real, ayudando a crear la sensación de estar en una vieja charca natural, y no en algo que había sido cuidadosamente esculpido a mano.

A medida que los trabajos de construcción avanzaban, algunas personalidades muy importantes en Walt Disney World se involucraron íntimamente. Hasta el vice-presidente Dick Nunis se ofreció voluntario para probar los toboganes, con Burke recordándole que "les permitiera saber qué rincones necesitaban ser más altos para que no volara por sobre los bordes como oímos que hizo."

A finales de mayo de 1976, River Country estaba listo para recibir sus primeros visitantes. Los empleados de Walt Disney World fueron invitados a una "fiesta de salpicones" que tuvo lugar durante seis días, que permitió que las atracciones fueran probadas por un gran número de visitantes, y ayudó a asegurar que los empleados del parque supieran manejar las masas. Los empleados y sus familiares también pudieron subir a un barco para visitar Treasure Island, que abrió en abril de 1974.

La gran apertura de River Country se produjo en junio de 1976, con la asistencia de más de 700 reporteros y sus familias. Todos ellos disponían de brazaletes de admisión con monedas conmemorativas diseñadas especialmente.

La hija de 18 años de edad del presidente de Ford, Susan, ayudó a oficiar la inauguración, y marcó el debut del parque deslizándose por el tobogán Whoop 'n Holler Hollow, de 260 pies (79.25 metros) de largo que llega hasta Bay Cove. River Country estaba abierto para negocios.

Seis acres (2.43 hectáreas) de diversión acuática.

El experimento con el parque acuático resultó un éxito inmediato. En el Informe Anual de 1976 para los accionistas, Walt Disney Productions se jactó: "Seis acres de diversión acuática esperan a los visitantes en River Country, que abrió en Fort Wilderness Campgrounds de Walt Disney World el pasado junio. Hasta 4,700 visitantes al día han disfrutado su vieja charca, White Water Rapids, paseos en balsa, columpios de cuerda, playas o la zambullida en el tobogán llamado Whoop 'n Holler Hollow, de 260 pies con 2,000 galones de agua por minuto."

Ciertamente, la limitada capacidad del parque significaba que a menudo tenían que cerrar puertas. Disney empezó a considerar proyectos para futuras expansiones de Fort Wilderness, como crear una "casa de diversiones" rústica o hacer crecer el complejo hotelero más allá del parque acuático.

Entonces, ¿qué podían esperar exactamente los visitantes de River Country? Demos un paseo por el pasado para dar un vistazo al parque acuático original de Disney…

Primero, hay que llegar des del hotel. Hay poca zona de aparcamiento en River Country, así que una vez se llega a Fort Wilderness en bus o en coche, hay que subir a un autobús, un tranvía o – en los primeros dos años del complejo – al Fort Wilderness Railroad, un tren a vapor que dejó de operar a principios de los 1980.

Llegando a la entrada rústica del parque, habrá que usar la entrada (comprada en el hotel o en las taquillas).

En 1997, las entradas de adulto e infantil costaban, respectivamente, $4 y $3, que, ajustadas a la inflación, hoy en día costarían $15.50 y $11.50, muy lejos de los $61.77/$53.25 que cuestan Blizzard Beach o Typhoon Lagoon. Hasta 2001, la entrada de un día a River Country costaba $16.91, equivalente hoy a $23.

También se podían adquirir entradas combinadas que daban acceso a River Country y Treasure Island (posteriormente llamada Discovery Island).

Al mirar al mapa del parque, uno se podía dar cuenta de porqué la entrada era tan barata.

River Country es mucho más pequeño que Blizzard Beach o Typhoon Lagoon, y con menos atracciones. Muchas fuentes estiman que Typhoon Lagoon ocupa 56 acres (22.66 hectáreas), lo que significa 9-10 veces mayor que River Country.

En el Main Service Building se encontraban los vestuarios, los baños y las duchas. Las taquillas y las toallas se podían encontrar en Towel Window. El alquiler de las toallas en 1991 costaba 50 centavos, $1 en 2001. En el último año del parque, el alquiler de las consignas costaba entre $4 y $6, con un depósito de $2.

Una vez dentro, uno se daba cuenta de que no se trataba de un parque acuático cualquiera. En palabras de Jeff Kurtti en Since the World Began, "Los terrenos son acogedores y están llenos de hierba, un paseo marítimo crea un sendero natural a través de un pantano de cipreses, una amplia playa invita a los bañistas y las áreas de natación cuentan con atracciones con balsas y canales." En lugar de hormigón, uno encontraba arena y rocas bajo sus pies.

Bay Cove era la principal charca en la que se podía nadar, conectada directamente con Bay Lake (con la "cámara de aire" en su sitio para mantener el agua no filtrada fuera). Por un lado, estaba rodeada por una gran playa de arena llena de tumbonas – perfectas para que los padres descansaran mientras sus hijos se divertían en el agua, y a menudo poblado por aves como ibis y grúas. La piscina también tenía un fondo arenoso.

Al otro lado del lago había una gran montaña. Una serie de toboganes se deslizaban por sus laderas, llegando al lago y proveyéndolo de agua. Los visitantes llegaban hasta una zona del lago con seis pies (1.89 metros) de fondo – tenían que ser buenos nadadores, ya que tenían que nadar un trecho hasta poder llegar a la zona en la que tocar el fondo con los pies.

Había dos maneras de llegar a los toboganes a pie – Barrel Bridge (una pasarela que flotaba sobre barriles, similar a la que se encuentra en Tom Sawyer Island de Magic Kingdom) y Bay Bridge.

Primero se encontraba Whoop 'n Holler Hollow, la atracción principal del parque. Realmente consistía en dos toboganes – de 260 y 160 pies (79.25 y 48.77 metros) de largo, cada uno. Los dos estaban hechos de fibra de vidrio, con giros cerrados que se navegaban a toda velocidad, que daban sensaciones mucho más brutas que los toboganes de Typhoon Lagoon o Blizzard Beach. En algunas partes, los toboganes estaban rodeados de rocas falsas muy convincentes, al estilo de Big Thunder Mountain. El uso de soportes en forma de caballetes de madera, en lugar de los soportes típicos, realzaban el estilo rustico.

A continuación, se encontraba White Water Rapids. Las colas empezaban en el agua misma, recogiendo un flotador (negro durante los primeros años del parque, y amarillo más tarde). Entonces, los visitantes se deslizaban por el área llamada Raft Rider Ridge, un río lento, antes de sumergirse en la sección más veloz hasta "estrellarse" en la piscina de más abajo. Esta también era una experiencia algo salvaje, todavía más por el hecho de que varios visitantes podían bajar por los rápidos a la vez. Al final, todos serían arrojados a Bay Cove.

En la misma laguna, había otras atracciones pequeñas. Boom Swing se encontraba en una pequeña isla, y permitía subir al botalón de un barco de madera antes de balancearse y dejarse caer en el agua. Cable Ride era una tirolínea por la que cualquiera podía deslizarse antes de zambullirse en el lago. Y Tire Swing permitía balancearse en un neumático antes de intentar zambullirse en el agua.

Al otro lado de Barrel Bridge se encontraba Kiddie Cove, que – como dice el nombre – estaba dedicado a los más pequeños. Había cuatro toboganes construidos en la roca, ofreciendo experiencias más suaves que los toboganes más grandes. Los niños también podían jugar en el agua con divertidos caimanes, en la playa de arena y en un parque infantil.

La mayoría de piscinas de River Country no estaban climatizadas (después de todo, eran piscinas "naturales"). La excepción era la piscina con forma de riñón Upstream Plunge, de 330,000 galones, que estaba dividida en dos partes mediante una fila de boyas.

Una mitad estaba dedicada a los nadadores y submarinistas, mientras que la otra albergaba los toboganes de Slippery Slide Falls. Estos toboganes paralelos de 16 pies (4.88 metros) de largo contaban a continuación con una caída de 7 pies (2.13 metros) de altura hasta llegar al agua. ¡Ningún otro parque acuático de Disney cuenta con un tobogán parecido!

También había cosas que hacer en River Country que no tenían nada que ver con nadar. Indian Springs era una pequeña piscina por la que caminar, equipada con pistolas de agua. Cerca estaba Cypress Point Nature Trail, un paso elevado a través de un pantano de cipreses, rodeado de árboles hundidos y abundante vida silvestre.

Los visitantes podían traer su propia comida a River Country y comerla en el área de picnic Pop's Willows, rodeados de cipreses (recordad que "Pop's Willow Grove" fue el nombre del proyecto durante su fase de desarrollo). En Pop's Place, quien no llevara comida podía comprar pollo frito, perritos calientes, sándwiches, patatas fritas, galletas y helados. El pequeño pozo Waterin' Hole servía aperitivos y bebidas frias. El Cookout Pavillon – que actualmente no forma parte de River Country – ofrecía refugio.

En River Relics se podían comprar recuerdos y suministros esenciales. A finales de los 1990, en Hair Wraps los pequeños podían dar algo de color a su pelo.

El mentecato.

"¿Quién es ese estimulo ondulante que se ve bajar por la rústica Whoop 'n Holler Hollow? ¿Lo es? ¡Lo es! ¡No puedo creer lo que veo! ¡Es Goofy en bañador!"

"Y allá – entrando en Bay Cove y observando a los niños mientras se columpian en una cuerda y se tiran al agua. ¡No puede ser! ¡Puedes apostar que lo es! Parece que algunos personajes Disney han invadido Disney en las tardes de verano. Tal vez se trate de la mejor manera del mundo de refrescarse y pasarlo bien al mismo tiempo. ¿Por qué no unirse a ellos? Se los puede encontrar tomando el sol y pasando un buen rato entre la 1 y las 5 de la tarde." – Folleto River Country de 1989.

Goofy era la mascota principal de River Country – y sí, se puso el bañador y se deslizó por los toboganes. Cheap y Dale (Chip y Chop) lo acompañaban a menudo, y el trio hacía grandes entradas en barco o a caballo.

El mentecato y sus amigos tuvieron un papel importante en 1998, cuando Disney introdujo la All-American Water Party en un intento de alzar la asistencia en River Country. Durante este evento estacional, cada día era 4 de julio (se podía, por supuesto, ir a Pleasure Island cada noche y celebrar la víspera de Año Nuevo en el mismo día).

Pluto y Minnie se unirían a Goofy, Chip y Dale, todos ellos vestidos con un traje americano. Una banda de banjos tocaba mientras los visitantes disfrutaban de la comida de barbacoa, y juegos como el juego de la soga, lanzamiento de globos de agua y carreras de sacos redondeaban la diversión.

Memorias felices.

En general, la mayoría de visitantes parecía guardar buenos recuerdos de River Country – al menos a juzgar por los comentarios recibidos en otros artículos.

"¡Oh Dios mío – este lugar era fabuloso!", recuerda un comentario. "Solíamos acampar en Fort Wilderness cada verano y pasábamos un par de días en River Country. Recuerdo volver a casa después de la primera visita – nunca había estado en un parque acuático (no había ningún otro hacia 1976) y tuve trabajos para explicar a mis amigos lo que era… Fue muy divertido. Era muy grande, y había mucho terreno por explorar."

"Mi atracción favorita era la del tobogán interior [White Water Rapids], que empezaba y terminaba con unas cascadas. Había muchísimos tubos enredados por los que deslizarse… todo muy divertido. Los jardines eran preciosos, construidos alrededor del lago, e incluso el agua era muy turbia, dando la sensación que era muy "real". El tobogán que daba a la piscina [Slippery Slide Falls] me asustaba, ya que terminaba a ocho pies por encima del agua y al terminar tenías que caer. Nos quedábamos hasta que cerraban a las 10 de la tarde y acabábamos exhaustos. Hizo que Fort Wilderness valiera la pena como destino turístico."

Jennifer también tiene buenas memorias de White Water Rapids: "A veces parecía que ibas a salirte del flotador y tenías que agarrarte al de otro para poder terminar el recorrido. La primera vez que fui a River Country solo tenía 5 años y era demasiado pequeña, pero White Water Rapids terminó siendo mi atracción favorita."

El hecho de ser un parque único, hizo que River Country fuera muy popular en sus inicios. "Estuve allí con mis chicos en los años 1970", recuerda Diane Caccioppo. "Era el único parque acuático, y era impresionante en su momento."

Incluso después de la llegada de Typhoon Lagoon y Blizzard Beach, más grandes y más elaborados, muchos visitantes conservaban su afecto por River Country. "Recuerdo ir allí cuando tenía 13 años (ahora 32)", dice Jenn. "Aunque River Country ya parecía un poco "viejo" y gastado, lo disfrutábamos mucho."

"Lo visitamos un par de veces antes que cerrara en 1995 y 1996", añade Jim. "Fue una mala noticia ya que el parque tenía atracciones que no se encontraban en otros lugares."

"Me encantaba visitar River Country (y Discovery Island) con mis hijos cuando eran pequeños", recuerda Sherry Lowe. "Tengo buenos recuerdos de las visitas a ambos parques con ellos. River Country era una buena opción como parque acuático para visitarlo con niños pequeños – mucho más calmado, un buen lugar donde relajarse."

A pesar de su atractivo para muchos, River Country no era amado por todos. Precisamente, el carácter brusco de sus toboganes y las grandes caídas (y profundidades) eran un reto para los nadadores no demasiado habilidosos superior a los actuales parques acuáticos. "Ya era adulto la primera y única vez que visité el parque con mi familia", recuerda Barb. "Sentí que tenías que ser un nadador experimentado para aprovechar realmente las atracciones. No había demasiado que hacer si no lo eras."

El estilo "natural" de River Country a menudo se cita como una razón importante para que los visitantes disfrutaran del parque – pero tenía sus desventajas. "Lo odiaba", dice Dennis O'Toole. "El suelo era demasiado rocoso y no protegía del calor."

Tal vez, los visitantes más famosos del parque fueron los Mouseketeers, que grabaron un número musical para la edición de 1977 de The Wonderful World of Disney.

River Country. Big River Country. [River Country. Gran River Country.]

It's a hoot. It's a holler! It's a water jamboree! [Es un bocinazo. ¡Es un grito! ¡Es una fiesta acuática!]

River Country. Big River Country. [River Country. Gran River Country.]

If you're hot around the collar it's the cool place to be. [Si tienes calor en el cuello, es el mejor lugar al que ir.]

¿Qué pasó para que Disney terminara cerrando para siempre su primer parque acuático? ¿Qué pasó con las instalaciones? ¿Volverá a abrir? Lo veremos pronto.

Continuará…

Segunda parte de esta historia.

Comentarios

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: