Hay distintos sentimientos

detrás de las sonrisas,

pero mayormente vemos rostros,

en las fotos, con tenues risas.



Y una tristeza o un llanto,

no es algo malo, es parte de la vida.

¿Porqué disfrazarnos?

¿Porqué no mostrarnos como somos?



¿Seremos a veces orgullosos,

al no querer dejarnos ver,

en la ausencia de algo bello?

A veces sí, otras no.

Puede ser en ocasiones no arruinarle,

a alguien su alegría o el recuerdo.

Pero la verdad es que tenemos defectos.

Porque pese a todo,

la vida es una poesía hermosa,

un libro repleto,

de bellezas y algunas espinas.



Hay que saber contemplar las bellezas,

alejarse de lo malo y lo que daña,

ser feliz y no solo una sonrisa pasajera;

comprenderse, comprender y observar.



El tiempo pasa,

estemos tristes o en alegría.

Es mejor no estar en angustia,
mostrando verdaderas sonrisas.

messages.Foto Articulo

0