Y después de los dos primeros días por Gotemburgo (puedes leerlo en este blog), llegaba el gran día. Hoy abría la planta de exposición.

El día empezaba con el briefing a las 7:30 ya todos preparados y almorzados. La exposición siempre empieza con el show de bienvenida, el Opening Ceremony, que se hacía en Liseberg. Nos dividimos en dos grupos, unos cuantos estarían recibiendo a la gente al teatro, y los demás nos dirigimos a la planta de exposición para recibir a la gente que buscara el teatro y una vez acabado el acto para dirigir y distribuir todo el volumen de gente que se dispondría a entrar.

Una vez terminado el evento y con todo ya mas tranquilo fue momento de ir a comer (eran las 11 y poco de la maña eso fue duro hay que decirlo XD) y a continuación hacia la sala de conferencias.

Antes de empezar la experiencia,cada ambassador eligió dos conferencias que le haría ilusión ver, y ahora era el momento de ir a ver una de ellas. Lo único que tenia que hacer era controlar el acceso a la sala antes de que empezara y una vez hecho podía estar a dentro durante toda la conferencia para disfrutar de ella. Y es que no todos los días puedes ver a un imagineer, un directivo de Vekoma y un director de un parque explicando como se crea una atracción.

Pasado este momento de ocio, la tarde paso entre ir controlando diferentes zonas, ayudar en las entradas a las salas de conferencias o dar indicaciones en la entrada de la planta, hasta que llegó el momento de irse hacia Liseberg para el gran Opening Reception. Nuestra faena para el evento: recoger en la entrada del parque los tiquets de los aproximadamente 1000 participantes del acto y escanear sus acreditaciones. Una vez realizada la tarea ya solo quedaba entrar y disfrutar del evento.

El opening reception consistía en una noche de networking en el cual los participantes podían probar una selección de rides del parque (como Helix, Balder o la novedad de aquel año mechanica), así como degustar gratuitamente la comida y bebida de varios restaurantes temáticos que estaban abiertos.Podéis imaginar que fue una noche memorable de degustar comida, pasarlo bien y conocer gente del mundillo, realmente una experiencia completamente única que termino con un castillo de fuegos, y después el post opening recepction en el bar de delante del parque.

Y a dormir que al día siguiente el EAS continuaba

0