PAC

Inicio Artículos Leer artículo

The Experiment - Howl-o-Scream maze

13-10-2014 Busch Gardens Tampa Publicado por naki

Creo que "The Experiment" es el pasaje del terror -más bien que pasaje es una experiéncia- en el que lo hemos pasado mal de verdad. El miedo a lo desconocido y el miedo psicológico se encuentran en las diferentes salas de "The Experiment". ¿Hasta qué límite soportarás el miedo y tus peores pesadillas? De esto trata "The Experiment", de poner a prueba tu tolerancia al miedo y tu resistencia mental en diferentes experimentos, poniendo al límite tus peores miedos. Es un pasaje de pago, 50 dólares la primera persona, y 10 dólares más cada persona extra, hasta un máximo de 4 personas en total. El precio es un poco elevado, pero acorde con lo que te vas a encontrar: muy buenos actores, miedo, terror, angústia... Un pasaje cuidado al detalle y de calidad. Los volvería a pagar encantado.

Voy a contar qué es lo que se encuentra en este pasaje, así que si tienes intención de ir y que sea todo una sorpresa, mejor no continues leyendo. 

Primero de todo, debes saber que es un pasaje de pago, y en el que máximo se pueden entrar 4 personas por grupo. La recepcionista tiene debajo del mostrador una urna rellena de escorpiones, y cuando haces la reserva y allí mismo ya te advierten que pondrán a prueba tus límites para ver hasta qué punto aguantas, con diferentes elementos, algunos de ellos vivos. Y mientras esperas, te dan dos cucarachas y dos escorpiones de plástico. Y aquí empieza el miedo psicológico, induido también por la mala leche de la señora de la recepción del pasaje, que nos decía que nos callásemos -yo creo que no hacía ningún papel, era así de borde- y nosotros con nuestros miedos y adrenalina que no podíamos parar.

Durante todo el pasaje te inducen miedo psicológico a niveles extremos, hasta tal punto que no sabes si va a ser real lo que va a pasar o lo que te van a hacer, o no. Habíamos leído rumores de bichos, serpientes, pequeñas descargas eléctricas... 

Una cortinilla de hospital se aparta, y una infermera nos llama. Los actores hacen su papel de maravilla a más no poder: infermeras bordes que si no cumples sus órdenes te miran mal, no se ríen... En una mesa de metal había 4 placas con un número. La infermera nos pide que vayamos a la mesa, y nosotros con toda la confianza del mundo las cogemos y las ponemos. Ella nos dice que si nos ha dado permiso para cogerlas, así que las devolvemos rápido otra vez, incluso yo poniendo bien la correa, no sea caso. Con el miedo que me dan los hospitales, y toda la sala que parecía una de un hospital, con rayolas blancas, la infermera con la bata, una libreta donde van apuntando resultados, el papel de seriedad que hacen... De los nervios nos reíamos, y nos obligaban a callar, y no se inmutaban ni un pelo hasta que callábamos por completo. 

Allí nos dieron las órdenes: si te niegas 3 veces a realizar una prueba del experimento, te fulminan. Y a partir de ese momento, pierdes tu nombre y pasas a ser un número. Te obligan a poner una tirita redonda en el cuello -vete a saber para qué será- la doctora aprieta un botón que hay en la pared, y suena un corazón acelerándose, y nos obliga a pasar a la primera sala. En ella vamoso a poner a prueba nuestro miedo a la oscuridad total. Del miedo y mal rollo que yo tenía, inspeccionaba toda la sala, y en una de las paredes había un montón de luces flash, que el doctor activó agudizando nuestra percepción de oscuridad, y cogidos a una cuerda íbamos avanzando por una sala mientras alguien nos susurraba cosas muy cerca nuestro. 

En la segunda sala el sujeto para realizar el experimento fueron @jeseran y @uspablo al negarnos @beateruel y servidor a encontrar en una urna repleta de bichos una llave. Una vez la conseguían, debían poner la mano en un trozo de metal que había a la pared, y girar la llave al mismo tiempo -hacía qué lado será-, sino recibirían una descarga eléctrica. La pared estaba llena de cables y transformadores, con que la sensación de que puede pasar es muy real. Pánico al ver que Bea y yo nos separaban y no nos hacían hacer nada. ¿Y si nos llevan por otro camino? ¿Y si nos separan? 

Pero nada de eso pasó, seguimos los cuatro juntos hacia la siguiente prueba: encontrar el anillo de la doctora en una trituradora repleta de cosas asquerosas. Además la doctora ponía a prueba tu miedo encendiendo el botón de la trituradora (esas típicas americanas que hay en las picas de fregar los platos- y todo se movía y te salpicaba. Jesús no encontraba nada, y se lo decía, y ella decía que siguiera buscando, que cualquiera se negaba. Y al final te dice que era mentira, que ella no lleva anillos. Y se quedó tan ancha.

La siguiente sala creo que fue la peor de todas. Es una sala estrecha, alargada, y una verja separa como lo que parece un pequeño corral, repleto de estanterías... Con urnas con serpientes. @beateruel muy valiente abre la puerta del corral y se mete, con la bronca de la doctora -que esta parece loca- diciéndole que no debe entrar allí. ¡Menos mal! Aunque lo que nos espera es mucho peor. Primero te dice que pongas la mano en la verja y pas a inspeccionarlas -yo no la apoyaba pensando que quizá la prueba también consistía en impulsos eléctricos- y a continuación nos obliga a poner las manos por los agujeros de ésta. Ya te puedes ir haciéndo una idea de lo que va a hacer cuando se dispone a coger una urna con una serpiente. El corazón deja se relaja un poco cuando ves que solo quita la tapa de la urna de cristal, y hay una pequeña red para que la serpiente no se escape, pero las manos te siguen sudando. Y pasa la urna por encima de tus manos, poco a poco, para que veas bien la serpiente. Uno por uno nos obliga a sentarnos, y dice que ahora la serpiente ya ha olido nuestros miedos, veamos qué pasa si la deja suelta. Abre la verja por la parte de los pies, y abre la urna de la serpiente. Y de repente se apagan las luces. Pánico. PÁNICO en mayúsculas, mientras te tiran aire comprimido, y alguien te va tocando las piernas con alguna cosa. Hay algo en tu mente, muy a lo lejos, que te dice que es mentira, pero no puedes hacer nada y te invade el miedo. 

La siguiente sala fue de las "fáciles", te obligan a ir entrelazados de los brazos, y te hacen entrar en una sala circular repleta de puertas. Te ponen de espaldas unos con otros, con lo que te enfrentarás cara a cara con lo que pueda salir de allí. En el medio de la sala hay un círculo, y te obligan a dar vueltas. Con la torpeza multiplicada por cuatro, empezamos a cumplir las órdenes, pensando en que debémos parecer patéticos girando cogidos del brazo. Pero las luces se apagan. Y de repente se vuelven a abrir y estás rodeado de zombies que gritan, se mueven, las luces se van encendiendo y apagando, y tu mientras sigues dando vueltas. Y de repente, las luces se vuelven a apagar y la sala vuelve a estar vacía. Todas las puertas eran iguales, así que las tuvimos que abrir todas para encontrar la salida. 

En la última sala debes encontrar un botón rojo en mitad de la porquería, que se haya dentro del baño sucio, pero que te abre la puerta a la sala de resultados. Es una pequeña habitación, con ordenadores, estanterías repletas de carpetas, cajas... Y hay diferentes monitores, y en uno de ellos sale tu imagen. La infermera te da la enhorabuena por completar el experimento, y ahora te va a dar los resultados. Pero de repente, se escucha un terrible ¡No! y muchos gritos, y unas alarmas empiezan a sonar cuando uno de los sujetos de algún otro experimento se escapa y ataca al personal del experimento, empuja una estantería y todo el material cae encima de uno de ellos... Y mientras, como puede, una te dice que huyas de allí, que escapes. Nos quedamos allí de pie. Esperando a ver qué pasaba. Y la doctora diciéndo que marcharamos. 

El tramo final es como si en las siguientes salas del experimento los pacientes se hubieran revelado y escapado, destrozándolo todo. Pero no han podido huir de las paredes de este hospital, y demacrados, transformados... Intentan retenerte y que te conviertas en uno de ellos. Cuando sales del pasaje, tienes una mezcla de euforia, adrenalina, y "he superado las pruebas" mezcladas con sudor, nervios y dolor de tripa. 

Juegan desde el momento que compras la entrada al pasaje hasta que entras en él con miedo psicológico, avisándote de que te enfrentarás a tus miedos hasta límites insospechados, animales vivos en el mostrador, ponerte la tirita en el cuello... Y que sea en grupos de máximo 4 personas te aporta aún más sensación de miedo. 

 

Comentarios

Prepara tu visita

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: