PAC

Inicio Artículos Leer artículo

HV IV:Miedo, tengo miedo

06-10-2010 PortAventura Publicado por naki

Llegamos todos a la cola de la Selva del Miedo, que parece que no hay mucha, pero después descubriremos que delante nuestro hay bastantes personas. Yo aún con la cámara de @gaara en mano, intentando buscarlo para dársela, no sea que en la selva le dé algún golpe y se rompa. Pero nada, así que me tocarà entrar con ella...

Allí en la cola conocimos a @Campanilla90 y @ jluisnaranjo89, que también un poco muertos de miedo, como un servidor, y pasamos la cola comentando la zombiewalk, y escuchando temazos que nos ponía Miguel con su movil.

Íbamos llegando a la entrada de la Selva, y el miedo se empezaba a meternos por el cuerpo, sobretodo escuchando una motosierra muy cercana. Y es el momento de entrar y... ¡Oh! ¡Sorpresa! Estaba el mismo speaker del viernes en Horror, y de esta mañana en la mina, que el pobre ya estaba cansado de nosotros y de repetirnos siempre lo mismo.

Ya nos llevamos el susto con la motosierra, el butanero, nos costó meternos en el bus y lo pasamos mal dentro del Sea odissey y en sus colas. Yo sobretodo, que cada vez me iba agarrando más fuerte a los hombros de @bafo, que el pobre o ha salido con dolor de espalda o con los hombros descargados.

Una vez fuera, llegamos a punto para la parada de los monstruos, que no sé si es novedad de este año, pero sube por Far West, da la vuelta y vuelve a bajar. No estuvo mal del todo, aunque un poco sosa también. No sé si es porqué será así todo Halloween, o como es aún las primeras semanas le falta un poco de rodaje, aunque tampoco es ninguna novedad de este año.

Fuimos a hacer un intento de cena en las habitaciones, y nos dirijimos en coche hacia el cine. Al final nos acogieron @nito y @juanmi en su coche, así que no tuvimos que coger el nuestro, y haciendo una trampa llegamos a Port Halley en un santiamén.

Una vez comprado algo de beber, nos adentramos en una sala llena de humo y a oscuras, donde más de uno se tropezó con las escaleras, hasta nuestros asientos, donde a ratos iríamos dando cabezaditas mientras la peli abanzaba y los zombies iban paseando por toda la sala, llevándose a gente, y devolviéndola al cabo de un rato con chillidos y carreras.

De vuelta al hotel, fuimos a la piscina, donde con mantas, nos sentamos en redonda y empezamos a hacer noche de consefiones. Muy tranquilito todo y ameno, sin ni siquiera molestar a nadie, ni al vigilante de seguridad que no nos llamó la atención ni nada.

Comentarios

Prepara tu visita

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: