PAC

Inicio Artículos Leer artículo

Gritar no es asustar

26-09-2011 PortAventura Publicado por oveji

En estos días ya se han hecho muchas rewievs de lo que es Hallowen 2011 de los espectáculos, tematización y todos estos temas. Así que yo prefiero hacer tan solo una reflexión partiendo del incidente que tuve el sábado.

Durante el recorrido de La selva del miedo, concretamente a medio recorrido donde un actor pregunta si quieres continuar, dicho actor me grito directamente a la oreja, dejándome atontado y con tal dolor de oreja que tuve que dirigirme al centro médico donde me dijeron que tenía la oreja inflamada así que me dieron unas gotas y un antiinflamatorio.

Este incidente hizo que pidiera una hoja de reclamación que hoy he ido a tramitar a la "agencia de consum" pero otra parte me creo la siguiente pregunta: Que esperas en un pasaje de miedo?

Lo evidente es decir espero que me asusten y me hagan pasar miedo. Pero esto como se hace?

En Port Aventura han cogido la estrategia del terror sonoro, es decir asustar gritando, transmitiendo el miedo y que por reacción tu también grites. Este método es poco eficaz porque es muy fácil pasar de asustar a molestar e impedir que se disfrute del pasaje

Un buen pasaje es aquel donde no se grita y se juega con la mente para crear un terror psicológico, es decir buena tematización, actores bien caracterizados, música y efectos bien creados etc. (ejemplo: hotel Kruger del Tibidabo)

Hecha esta idea uno llega a la conclusión que con un poco más de esfuerzo y dedicación de los actores que en lugar de gritar solo aparecieran de repente, hicieran notar su presencia y se movieran misteriosamente, los pasajes mejorarían considerablemente así como la satisfacción del cliente.

Y vosotros que opináis?

Comentarios

Prepara tu visita

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: