PAC®

Inicio Artículos Leer artículo

Disneyland Paris III: Segundo día

11-09-2012 Walt Disney Studios Publicado por uspablo

El segundo día del viaje tocaba visitar un parque en el que, a diferencia de Disneyland Park, no habíamos estado nunca: Walt Disney Studios. Es un parque que aunque más pequeño que su vecino, y con menos encanto, tiene una oferta muy variada y muy buenas atracciones y shows.

Nada más entrar, nos dirigimos a la que es la atracción estrella del parque: la Tower.

THE TWILIGHT ZONE TOWER OF TERROR: nos habían hablado mucho y muy bien de esta atracción, tanto que yo tenía miedo de que la realidad no llegase a las expectativas que tenía. Pero no sólo llegó, ¡sino que las superó! Desde el exterior ya impresiona, las colas exteriores son un poquillo aburridas, pero una vez entras en el hall del Hollywood Tower Hotel, ves la pasada de tecnología y tematización que los Imagineers pusieron en esta atracción. De allí a una sala de preshow donde te cuentan la historia y donde algunos Cast Members hacían de las suyas... y luego a la sala de carga.

No comentaré más para no desvelarles sorpresas a los que aún no hayan montado, solo decir que la atracción está técnica y artísticamente muy currada, que las sensaciones son una pasada, y que cada vez que montamos fue diferente. Para mí, la mejor atracción del parque y de las mejores del resort. Podría estar escribiendo largo y tendido de la Tower, pero se lo dejaré a @naki, que seguro que os lo cuenta mucho mejor :)

Tras dar un paseo por el parque y repetir en la Tower (gracias a un Fast Pass que habíamos sacado antes), montamos en el Studio Tram Tour. Esta atracción te da una vuelta por el "backstage" de un estudio de cine. La verdad es que esperaba un poco más, aunque la escena de efectos especiales por la que se pasa es espectacular. Comimos en Blockbuster Café (que tiene un menú muy variado) y vimos la parade del parque: Disney Stars n' Cars. Aunque un poco corta, aparecen muchos personajes y los coches en los que van montados son muy originales.

De allí fuimos corriendo a Cinemagique, un show que empezaba justo entonces. Muy recomendable, da un paseo por la historia del cine, desde las primeras películas en blanco y negro, hasta las actuales. Eso sí, el espectáculo tiene su propia historia, con unas cuantas sorpresas por el camino.

Ya casi era hora de cierre (el Walt Disney Studios cerraba a las 19h, a diferencia del Disneyland Park que cerraba a las 23h) pero aún tuvimos tiempo de montar en un par de rides más. Primero, yo me monté en las alfombras mágicas de Aladdin (@naki se quedó haciéndome fotos) y finalmente, fuimos a por mi primer credit nuevo del viaje.

CRUSH'S COASTER: Es de las coasters más nuevas del resort, y la que suele atraer más colas por su poca capacidad en comparación con el resto. Es una spinning indoor muy divertida, tematizada en los personajes de Buscando a Nemo. La verdad es que en cuanto a tematización es bastante justa, en comparación con otras atracciones del resort, pero las sensaciones son muy chulas. ¡Hubo un momento que, debido a los giros y a la oscuridad, daba la sensación de que nos íbamos a poner boca abajo! La verdad es que a mi me hubiese encantado repetir, pero las demás veces que pasamos por delante la cola no bajaba de los 80 minutos, y en una ocasión llegó a las dos horas.

Eran ya las 19.30 pasadas (hay que decir, que la cola de Crush's coaster la tuvieron abierta hasta 10 minutos antes de la hora de cierre del parque, aun teniendo 45 minutos de espera) y tocaba salir del WDS. Pero la diversión no acababa, ya que volvimos a Disneyland Park para pasar las últimas horas del día.

Tras cenar en Casey's Corner en Main Street (qué hot dog más rico), entramos en Frontierland para visitar una atracción que el día anterior nos dejamos deliberadamente para visitarla de noche.

PHANTOM MANOR: Otra de las atracciones clásicas de Disneyland, el mejor momento para visitarla, el que mejor te mente en la historia, es sin duda con la oscuridad. Es una dark ride ambientada en una casa llena de espíritus, con muchos animatronics que, aunque ya tienen sus años, están muy bien cuidados. El interior de la casa está lleno de detalles, y la atracción en sí es muy chula. Al salir nos quedamos discutiendo cómo estaba hecho el último efecto de la ride, hablando de espejos y luces y Gran Hermano :)

Tras salir de la casa encantada de Frontierland, aprovechamos que teníamos Big Thunder Mountain al lado para probar a ridearla de noche. De allí nos fuimos a Discoveryland para repetir Star Tours, esta vez con @cristian26 como operador de la ride. ¡Qué buen rato pasamos gracias a él! Y es que ese es otro de los puntos fuertes de los parques Disney, el altísimo nivel de atención al cliente de sus empleados. Siempre con una sonrisa, y haciendo todo lo que pueden por hacerte pasar el mejor día posible.

Ya se acercaban las 23.00h, y llegaba la cita diaria con el gran Disney Dreams! Esta vez no llegamos a Central Plaza, y lo vimos desde el vial de entrada a Discoveryland. Aun que estábamos un poco descentrados, lo disfrutamos muchísimo igualmente. Y de allí al hotel a descansar para el tercer día en los parques, ¡que aún nos quedaba mucho por ver y hacer!

Comentarios

Prepara tu visita

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: