PAC

Inicio Artículos Leer artículo

Diario de un Voyage (VII): El despertar del guerrero abatido

21-10-2009 Publicado por bafo

8 de la mañana, suena el despertador, los ánimos no están como ayer y me levantó en plan, ¡Oh mi cabeza!, ¡Oh la ducha!, ¡Oh dios! Y cosas por el estilo, no fue mortal pero la verdad es que estaba tan bien durmiendo como un tronco que levantarse fastidia, mis compis de cuarto, incluido el adoptado-acogido, pues se levantaron un rato después, aunque tampoco les costó horrores.

Un golpe en la pared de la habitación de al lado no sabemos si ?Esto es que nos callemos o que si estamos despiertos?, cuando vimos que llamaron a la puerta supusimos que era que si ya estábamos despiertos.

Momento de hacer maletas, empezar a recoger todo, repartir las frikadas que había por la habitación, y bajar a desayunar? una ojeada al hall y se veía la cantidad de gente que iba aumentando cada vez más, como la cola del desayuno, que un poco más y sería la de la comida casi, pero suerte que teníamos allí a Alberto y a Pepi y nos adjuntamos a ellos, él había perdido del todo la voz completamente. Nos sentamos tranquilamente y aquí ya costaba más comer, recibimos la visita de Olivia que nos saludó y nos hicimos fotillo y eso, aunque los caretos eran majos (menos aquel que se quedó durmiendo, que estaba claro, más fresco que una lechuga), de nuevo nos cebamos a comer grasas, pero teníamos que aprovechar, que ya cuando regresáramos no íbamos a tener esos lujazos.

El sol daba fuerte otra vez, y las caras de la gente eran muy poema, Bea y Manu, Empaire y Lluis fueron un buen ejemplo de ?no puedo con mi cuerpo??, pero no fueron los únicos. Nuestro cuerpo cansado y derrotado, dirigió sus pasos a ver a la Mansión de Lucy, para ver un poco como viven estas personas y si lo que pagan lo pagan con razón, muy bonito el lugar? desde allí salimos corriendo para llegar a tiempo a la gymkhana que había en el parque ?y yo que pensaba que no había gymkhana ni nada este año- y llegamos a tiempo, ya que además tardo en empezar justo en la zona del área infantil de juegos de la China baja.

Poco a poco se fueron formando los equipos, yo recaí en el número 3, abanderado por Gaara, buena gente, buen rollo y todas esas cosas, aunque la espera al sol fue matadora, el tiempo nos acompañó en los tres días de la manita casi. Sonia era la encargada de dar las salidas de la prueba, pero la pobrecilla es que no tenía ya nada de voz, que parecía que algún asesino en serie se había cargado sus cuerdas vocales. Tras un rato de espera, asados, leímos la primera prueba de ?La prueba del oro? que se llamaba la gymkhana en cuestión: todos unidos en plan rollitos de primavera, subiendo por la muralla china, vamos que con toda la gente que había algo sencillito y poco caluroso además. Después desde China hacía México jugamos a ir atados a un pie de otra persona y hacernos un recorrido hasta el arco, en ambas pruebas quedamos los últimos? igualmente llega la más emocionante, todo nuestro grupo (Mel, Javillo, Bob, Iknition, kwak, Musicc, Gato, Cristian, y Sandritxu, sino me equivoco) vendados los ojos teníamos que recorrer medio México únicamente por las indicaciones de uno de nosotros, Gato, que era el líder del grupo era el único que veía y aquello fue un cachondeo, porque creo que recuerdo a alguna persona en plan ?cuidado una piedra?, ?cuidado escaleras?? o similares, cabroncetes ellos? si, de nuevo quedamos los últimos. Como fin de fiesta la prueba de llevar pepitas-caramelos, de un lado a otro, ahí quedamos los segundos, pero lógicamente la tensa espera hasta saber el ganador nos hizo saber que no éramos nosotros, un Oh muy grande, pero la verdad es que si hubíeramos hecho las pruebas más rápidos, no sabeís cuanto suelo hubiéramos comido y cuantas heridas de guerra tendríamos. Enhorabuena a los ganadores (entre dientes).

En fin que cogimos la sección comilona para irnos con todo el mundo que había pululando por el parque a Jeremy?s a comer pizza, la verdad es que sólo esperamos media hora de cola, viendo que había carteles donde ponía que las colas podían ser de dos horas, tres horas y medías de las atracciones es poco, el tiempo de espera sirvió para saber que decidir entre tantas cosas, menús y demás, que era un poco caótico y ese olorcillo que había de comida hacía que el estómago se abriera. Y lo mejor es que conseguimos mesa sin tener que poner a alguno de nosotros como una banderilla humaña señalando ?o peleando- que es nuestra? casi algo milagroso, la comida fue tan tranquila que no queríamos movernos de allí, vamos que nos habíamos pegado casi con pegamento.

Finalmente levantamos los culos ?después de hablar de cosas no muy agradables, que a alguno le recordaron que nunca más cantara con el Singstar- y aprovechando el express optamos por la opción más fácil que fue hacernos un ?Stampida? casi terminando ya con el día? bueno con el día de montar en atracciones, porque kwak decidió que ya con esa canción pegadiza que teníamos en la cabeza hiciéramos el chorras por el parque un rato, primero con Voltrix (el pajarraco obsesivo con dos canciones repetidas hasta la saciedad cada quince minutos en Penitence), al cual le seguimos el ritmo, la gente de las colas nos miraba raro cuando bailábamos a nuestro rollo, lo que en principio era timidez poco a poco la fuimos dejando de lado, y así también repetimos el mismo numerito frente al Gran Teatro Imperial que tiene una explanada perfecta para rodar una escena, espero que este video salga a la luz, aunque bien pensado, espero que se quede como algo privado, que una cámara de video es peligrosa y alguna cosa más fue grabada en este viaje, que a ver si se publican en algún lado.

Por desgracia comenzaba ya la fatídica hora del domingo de las despedida, y así los mallorquines nos dejaban también bailando la misma canción, dejándonos un buen recuerdo de su paso por esta ?producción? ?tengo la teoría que el Halloween Voyage es como una especie de peli de terror con continuas entregas-, pero sobre todo en nuestros corazones (y de corazón digo esto, ni ironías ni na, que han sido encantadores). Se notaba ya que esto estaba acabando, pero PortAventura sin comprar ningún recuerdo no es lo mismo.

Bajada a la Mediterránea hasta la entrada principal donde comprar algunos regalos para amiguetes y hacernos una foto donde el pájaro loco, primero de grupo y Musicc y yo una foto allí siete años después de la primera que nos hicimos, que fue un momento muy especial, él tenía entonces 15 años, yo 21 años? pues echar las cuentas, el Voyage nos unió y nuestra amistad perdura y lo que le queda, por eso siempre estos viajes son especiales. Alguna escena adicional más para el futuro videoclip de gran éxito también fue grabada en estos lugares.

Dejando las ñoñerias teníamos que regresar, como si fuera algo que se veía venir nos fuimos encontrando a gente por el camino de la que despedirnos, como Anna, Marc, Cristian_248 (encantado, aunque creo que nunca nos hemos presentado jeje), Laura y Ramón ?que nos encontramos por los pasillos del hotel unas cuantas veces y ella se empeñaba el sábado en ponernos inyecciones gigantes- lo que no sabíamos es que nos esperaba una última sorpresa al llegar al hotel, el giro final del guión se avecinaba?

(Música de intriga)

Comentarios

Prepara tu visita

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: