PAC

Inicio Artículos Leer artículo

Diario de un Voyage (IV): Suena el teléfono, esto son vacaciones

18-10-2009 Publicado por bafo

Son las 8 de la mañana, suena un despertador y ha pasado lo que creo que no ha pasado nunca en ninguno de estos viajes: ¡Todo el mundo se ha despertado más que animado!, eso significa que la gente ha empezado a hablar, a levantarse, sin tener que moverles, empujarles, amenazarles, escupirles? vale, esto último nunca ha pasado. Pero estábamos todos bastante sorprendidos de esta vitalidad, además recordé a dream la noche anterior que nos llamara a las 8.30 para que si nos quedábamos dormidos nos levantáramos cosa que hizo a esa hora. Sabríamos que antes o después tanta animación mañanera nos pasaría factura, uno tras otro hemos estado entrando en la ducha ?de uno en uno, mal pensados-, hemos disfrutados de las vistas al amanecer, porque aunque las cercanas no son bonitas que daban al parking, las lejanas daban a unas montañas, algo es algo.

Como remate bajamos todos juntos al desayuno, donde ya se notaba la llegada de gente al lugar, el buffet es bastante grande ?como los de todos los hoteles de Port Aventura son comedores enormes- allí ya se veían las caras de sueño, como las de Anna o Spirit, y sus padres, que eran verdaderos poemas, seguramente un reflejo cual espejo de las nuestras. Que tanta agitación acaba marcando. Por cierto donde estaban los yogures aquello parecía el lugar donde están los pollitos, que parecía que podías elegir uno para llevarte a casa. Quizás ese pensamiento vino por el cansancio que nos dio el llegar allí y sentarnos, aunque poco tiempo sentados porque aquello con tanta comida era como un festín digno de ?La Bella y la Bestia?.

Llegaba la hora del ataque de la comida, ataque en toda regla, bacon, salchichas, chorizo, jamón, queso, salchichón? me puse tan gocho a comer, estaba todo tan bueno, tenía tanta hambre y ya las caras decían bastante, especialmente la de Marc que creo que era tan representativa. Así nos fuimos encontrando con más gente con las mismas caras entre ?Quiero devorarlo todo? y ?Estoy más cansado que yo que se??.

Regresamos a las habitaciones para recoger algunas cosas, marchar al parque y ver que la gente ya empezaba a estar por todos lados, ahora es cuando comenzaba el terror por lo que decidimos darnos un voltio en el ?Dragon Khan? haciendo cola y echando ficha a lo que había por la cola, que como cada uno tiene un gusto pues no hay peleas ni nada por esas cosas.

Tras ello y debido a que cada vez venía más y más gente, había que decidir que hacíamos, acabando por ocupar la Polynesia junto a Diablylla, Gamberra, Marc y demás a ver espectáculos, ?Aloha Tahití?, creo que es la primera vez que lo veía entero y también el de ?Aves del Paraíso? que me sorprendió gratamente y sorprendió tanto como la única otra vez que lo he visto, que uno es poco de espectáculos a no ser que sean de terror por estas fechas por ir tematizado. Pero nos vinieron muy bien.

Tras todo ello pues decidimos regresar al hotel a descansar un poco, ya que se notaba toda la resaca de cansancio de la noche en el saloon y en la piscina, una parte de nuestro grupo decidió que se iban a quedar comiendo y sobando en la habitación ?que habían traído una tortilla de patata desde Madrid para estos momentos de ?¿y ahora que comemos??- pero otros decidimos lo que pensábamos antes de venir: ¡Queremos bañarnos!, el tiempo era tan bueno, un solazo, calor? y nos bajamos a la piscina tranquilamente, creo que ese fue el momento en el que dije ?Esto son vacaciones?, tirado en el agua, dando unos largos, mirando a la lejanía, con música ?typical? americana de acorde al momento de tranquilidad, escuchando la ?Stampida? de fondo con su traqueteo característico. Paz, que compartimos un rato con Melissa e Iván que tuvieron la misma idea, evitando la multitud del parque, mejor adoptar el plan relax vacaciones absolutamente. Los momentos piscina suelen ser así, entre que apenas había gente, que la música parecía estar acorde con el momento, el sueño que te entra en plan siesta, los ojos que se te cierran?

Mientras una buena parte estaban preparándose, maquillándose, poniéndose heridas, haciendo el loco, o de viuda? llegaban los zombies a Sullivan, la cámara de video preparada, y poco a poco iban llegando?

(Ahora la sintonía de ?Piratas del Caribe? vendría bien)

Comentarios

Prepara tu visita

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: