PAC®

Inicio Artículos Leer artículo

Ciudades para niños, otro tipo de centro de ocio

21-04-2017 Publicado por torrecillailla

Piensa en cuando eras un niño. ¿Qué querías ser de mayor? ¿Bombero? ¿Veterinario? ¿Pintor? Sea lo que sea, con toda seguridad ahora te dedicas a algo bien diferente. En cualquier caso, ¿no hubiera sido maravilloso poder haber podido ser lo que querías ser, aunque fuera por un día? Pues hoy día los niños sí pueden cumplir sus sueños, y sin necesidad de ser mayores de edad. ¿Cómo? Te lo explico en este blog.

KIDZANIA, EL DISNEYLAND DE LAS CIUDADES PARA NIÑOS

Al igual que Disneyland es un referente de los parques temáticos convencionales, estas ciudades para niños también tiene un origen en un primer centro que marcó un antes y un después con su apertura: KidZania.

En 1996 el empresario mexicano Xavier López Ancona se propuso algo que no tenía precedentes: crear un lugar donde los niños pudieran vivir las mismas experiencias que los adultos. En 1996 se inauguraba "Kidzania" en Ciudad de Mexico, y se superaron todas las previsiones de visita, con 800.000 visitantes el primer año. Poco después, en 2006, López abrió su segundo centro, en Monterrey (Mexico) y ese mismo año abrió el primer centro fuera de Mexico, en Tokio. Hoy en día, hay 20 centros KidZania por todo el mundo, y hay otros 6 en proyecto. Pero, ¿cómo funciona?

Cada centro KidZania es un centro de ocio bajo techo que imita a la perfección el concepto de ciudad: hay diferentes edificios distribuidos en calles que acogen negocios y establecimientos de todo tipo: policía, estación de bomberos, banco, teatro... Los centros Kidzania se basan en una idea fundamental: el juego de rol como forma de aprendizaje. Es decir, los niños juegan a ser adultos imitando lo que hacen, ¿y qué hace un adulto? Principalmente, trabajar. En cada centro Kidzania los niños pueden imitar profesiones del mundo real de todo tipo: ¿el niño quiere trabajar en una fábrica? ¡Entonces podrá hacer de operario en una fábrica de chocolate, de leche o zumo! ¿Quiere trabajar en el mundo de los servicios? ¡Podrá alistarse al cuerpo de policía, formar parte de un salón de belleza o gestionar el dinero en un banco! Hay infinidad de lugares de trabajo y puestos en cada centro.

Algo interesantísimo de KidZania es que algunas de las actividades están patrocinadas por empresas reales. De esta manera, la fábrica de chocolate está patrocinada por Kinder y los niños fabrican chocolatinas Kinder de verdad, el centro de mensajería está patrocinado por DHL y los niños deben llevar paquetes a otras partes de la ciudad, ¡incluso el establecimiento de comida rápida está patrocinado por McDonalds, y los niños fabrican sus propias hamburguesas! Esto añade realismo a la experiencia y, por el lado de los patrocinadores, crean apego a sus marcas y visibilidad entre los niños pequeños.

Por supuesto, igual que en el mundo real, el niño gana dinero en cada trabajo que hace, una moneda especialmente diseñada para este mundo llamada KidZos. El niño recibe unos pocos KidZos al entrar, pero será su responsabilidad ganar más. ¿Y qué hacen los niños con todo ese dinero? Los niños puede pueden gastar ese dinero en lo mismo que se lo gastarían en el mundo real: en el supermercado, perfumerías, autoescuela...

¿Y qué hacen los padres mientras tanto? Las actividades Kidzania está pensado en exclusiva para los niños, los padres no pueden participar. Los padres disponen de salas y cafeterías en las que poder relajarse o trabajar, si así lo desean.

LAS CIUDADES PARA NIÑOS EN ESPAÑA

Pese a que KidZania se ha expandido por todos los continentes y países, en España no ha llegado y no parece que vaya a llegar, por lo menos no en Madrid. El empresario Javier Carballo se adelantó, y en 2008 abrió Micropolix en San Sebastián de los Reyes, en las afueras de Madrid. Micropolix es un concepto idéntico a KidZania, los niños pueden participar en 40 actividades diferentes: policía, presentador de noticias, espía, arquitecto... Sin duda, la actividad más popular del centro es la autoescuela, que consta de un examen teórico y uno práctico para poder sacarse la licencia de conducir. Micropolix, al igual que Kidzania, tiene numerosos patrocinadores como Iberia, Supermercados el Corte Ingles o Ponle Freno. Desde su apertura, Micropolix ha recibido más de 2,4 millones de visitantes.

LAS CIUDADES PARA NIÑOS COMO CENTRO EDUCATIVOS

El valor educativo de las ciudades para niños es enorme. No son solamente centros de ocio en los que los niños disfrutan y se divierten, también educan al niño en muchísimos aspectos diferentes de nuestra sociedad, en valores y habilidades personales. Los niños aprenden cómo funciona la sociedad, la necesidad de trabajar para ganar dinero, conocen la importancia y la contribución de cada uno de los oficios y sus deberes y responsabilidades como ciudadanos. Por otro lado, adquieren habilidades de autonomía, toman sus propias decisiones y, más importante aun, gestionan por primera vez su propio dinero. Además, en cada una de las actividades ganan habilidades y valores particulares que les ayuda a crecer y desarrollarse; por ejemplo, si el niño juega a ser actor, ganará habilidades en cuanto a hablar en público e identificar emociones.

Estos centros forman parte de lo que se conoce como entretenimiento educativo, es decir, cualquier forma de entretenimiento que contribuya a la educación del niño. Tal es el valor educativo de estos centros, que gran parte de sus ingresos provienen de visitas escolares, que ven en estos lugares una oportunidad excelente de desarrollo para los niños.

Las ciudades para niños son un concepto de ocio para niños que triunfa por combinar de forma equilibrada el ocio y la diversión. ¿Conocías estos lugares? ¿Qué te parecen? ¡Comparte tus impresiones y opiniones en los comentarios!

Comentarios

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: