PAC®

Inicio Artículos Leer artículo

10 recuerdos nada originales que todos los parques intentan vender

04-04-2017 Publicado por fingon1982

Muchos parques suelen tener un catálogo de personajes y atracciones propio, aunque todos ellos comparten algunas características. Comida cara, turistas impresionados y una sobreabundancia de recuerdos que dan a los visitantes la oportunidad de llevarse un recuerdo de sus vacaciones.

Mientras que muchos recuerdos son increíblemente originales, otros son tan típicos que de un modo u otro todos los parques del mundo los ofrecen. Aunque no son excesivamente únicos, no hay nada malo en comprarlos. De hecho, estos recuerdos ofrecen grandes opciones para dar pie a una colección de objetos que se pueden encontrar en todos los parques temáticos que uno visite.

Aprovechando que la mayoría de parques estrenan temporada antes de Semana Santa, no está de más recordar algunos de los recuerdos que más fácilmente se pueden encontrar y que pueden dar pie a una buena colección.

Sea como parte de una colección o como un simple regalo, seguro que encontraréis cualquiera de estos objetos en la tienda de recuerdos de la mayoría de parques. ¿Qué otros creéis que son productos típicos y que también se pueden encontrar fácilmente? ¿Pins? ¿Porta-llaves?

Tazas.

Las tazas no son solo un recuerdo básico de cualquier parque temático, también son un estupendo y popular regalo para aquellos amigos y familiares que se han quedado en casa. Las tazas de parques de atracciones suelen ser de dos tipos: los que tienen algún personaje famoso y los que llevan un nombre.

Lo bueno de estas tazas es que cubren un amplio rango de posibilidades: des del personaje gruñón que odia las mañanas y tiene algo ingenioso que decir al respecto, hasta la taza con el año o número de temporada para no olvidar cuando uno visitó el parque.

Vasos de chupito.

También llamados "toothpick holders (porta palillos)" en Disney. Son un componente esencial que se puede encontrar en alguna estantería de la tienda de regalos. Por supuesto, no es algo exclusivo de los parques temáticos, ya que para algunos es muy importante beber en vasos de cristal con imágenes de todos los lugares que han visitado. Estos regalos minúsculos son perfectos para aquellos que no tengan espacio para varias tazas en sus bolsos, mochilas o maletas.

Lápices.

Los lápices son una opción abrumadoramente popular en los parques temáticos. Cualquiera puede abastecerse de simples lápices envueltos en papel de aluminio con el nombre del parque u otros con formas divertidas. También se pueden encontrar lápices gigantes que, aunque divertidos, nadie utilizaría para escribir. A pesar que los lápices son baratos y funcionales, el gran inconveniente es que a medica que se utilizan y se les saca punta, no duran demasiado y el estupendo recuerdo desaparece.

Peniques impresos.

Los peniques impresos son un recuerdo increíblemente popular, hasta el punto que algunos parques ofrecen álbumes específicos para guardarlos y mostrarlos. Este recuerdo suele ser una verdadera ganga comparado con otras opciones. Aunque no es una opción demasiado original, no deja de ser un recuerdo perfecto para documentar los viajes realizados a distintos lugares.

Tubos gigantes de azúcar.

Por alguna razón, muchos parques temáticos ofrecen tubos de plástico que pueden llenarse con azúcar de colores. Puede que sea porqué los niños no tienen suficiente energía cuando llegan al parque. Disponibles en un amplio rango de tamaños, desde "una breve succión de azúcar" hasta "toda una noche loca", estos tubos de azúcar son, sin duda, divertidos tanto de llenar como de comer.

Piruletas.

De todos los tamaños, formas y sabores. Son una gran venta para cualquier parque temático. Estos caramelos son regalos muy divertidos como recuerdo para llevar a casa, más que algo que se pueda comer dentro del parque. Hay que pensárselo dos veces antes de desenvolver uno de estos gigantes, ya que pasados 20 minutos – el tiempo que se puede tardar en ir de una atracción a otra – todavía tendrá el mismo tamaño y será muy pegajoso y difícil de volver a guardar.

Piedras preciosas.

La mayoría de los recuerdos de los parques temáticos tienen un propósito bastante obvio: sostener bebidas, satisfacer un antojo dulce, contar la historia de un lugar visitado. No obstante, las piedras preciosas tienen una categoría propia. A diferencia de la mayoría de artículos, no incluyen el nombre del parque ni imágenes de personajes populares. Ni siquiera son consumibles. Las piedras preciosas son coleccionables populares para los niños (al menos en EEUU), y los parques temáticos atraen muchos niños. Ahí termina la conexión.

Algunos parques temáticos intentan colocar las cajas con piedras preciosas en algún lugar mínimamente tematizado, como en Dino Institute de Disney's Animal Kingdom, pero otros simplemente los dejan cerca de cualquier caja registradora. Cualquier coleccionista de gemas preciosas debe tener en cuenta que un parque temático es también un buen lugar donde encontrarlas.

Gafas de sol.

La conexión entre las gafas de sol y los parques de atracciones es obvia. Aunque uno recuerde llevar sus gafas, es muy fácil olvidarlas sobre alguna mesa o perderlas en una atracción. Para añadir un poco de estilo a esta opción clásica de toda tienda de regalos, muchos parques venden gafas de sol con su particular toque personal, como personajes estampados en los laterales.

Bolas de nieve.

Junto los peniques impresos y los vasos de chupito, las bolas de nieve son un coleccionable muy popular que se puede encontrar en muchos destinos vacacionales. Si uno tiene el espacio suficiente para mostrarlos, esta es una manera bastante caprichosa de documentar viajes realizados. Al igual que las tazas, se pueden encontrar con muchas variedades, desde las que llevan el año de la visita (para aquellos que necesitan recordar cuándo visitaron el parque), hasta las que tienen una ciudad congelada en su interior (no precisamente de Frozen, aunque también las hay).

Toallas mágicas (Magic washcloths)

Aunque uno no esté familiarizado con el término, seguro que lo habrá visto en alguna tienda de regalos. Estos simples y pequeños recuerdos no son más que una toalla comprimida en un pequeño cubo u otra forma. Al sumergir la Magic washcloth en agua se expande hasta recuperar su tamaño normal. Como novedad son muy divertidas, aunque no destaquen por la suavidad del tejido. No obstante, la gracia de estos recuerdos es que son pequeños y ligeros, haciéndolos una buena opción para llevar regalos a casa para bastante gente sin añadir demasiado peso ni quitar espacio a la maleta.

Fuente: http://www.themeparktourist.com/features/20140707/19168/10-completely-unoriginal-souvenirs-every-theme-park-tries-sell-you

Otras fotos: dejiki.com, flickr, pinterest, rwsentosablog.com

Comentarios

Get it on Google Play

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas consideramos que aceptas su uso. Entiendo

No salir Recordar contraseña

Entra con Facebook
Crea tu cuenta

Recibe en tu email las últimas novedades sobre parques

Escribe tu email y sé el primero en enterarte: